Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

lunes, 2 de marzo de 2015

40 Días por la Vida - 3/3/2015

"La familia es, cronológicamente, la primera realidad temporal. Las restantes estructuras profanas florecen a su sombra, viven de su savia. Anterior en el tiempo a todas, es manantial fecundo que las vivifica."

PADRE TOMÁS MORALES


México_Irma Rodríguez Peña - iarp35@hotmail.com  


Lectura para meditar (tomado del Evangelium Vitae)

20. Con esta concepción de la libertad, la convivencia social se deteriora profundamente. Si la promoción del propio yo se entiende en términos de autonomía absoluta, se llega inevitablemente a la negación del otro, considerado como enemigo de quien defenderse. De este modo la sociedad se convierte en un conjunto de individuos colocados unos junto a otros, pero sin vínculos recíprocos: cada cual quiere afirmarse independientemente de los demás, incluso haciendo prevalecer sus intereses. Sin embargo, frente a los intereses análogos de los otros, se ve obligado a buscar cualquier forma de compromiso, si se quiere garantizar a cada uno el máximo posible de libertad en la sociedad. Así, desaparece toda referencia a valores comunes y a una verdad absoluta para todos; la vida social se adentra en las arenas movedizas de un relativismo absoluto. Entonces todo es pactable, todo es negociable: incluso el primero de los derechos fundamentales, el de la vida.

Es lo que de hecho sucede también en el ámbito más propiamente político o estatal: el derecho originario e inalienable a la vida se pone en discusión o se niega sobre la base de un voto parlamentario o de la voluntad de una parte —aunque sea mayoritaria— de la población. Es el resultado nefasto de un relativismo que predomina incontrovertible: el « derecho » deja de ser tal porque no está ya fundamentado sólidamente en la inviolable dignidad de la persona, sino que queda sometido a la voluntad del más fuerte. De este modo la democracia, a pesar de sus reglas, va por un camino de totalitarismo fundamental. El Estado deja de ser la « casa común » donde todos pueden vivir según los principios de igualdad fundamental, y se transforma en Estado tirano, que presume de poder disponer de la vida de los más débiles e indefensos, desde el niño aún no nacido hasta el anciano, en nombre de una utilidad pública que no es otra cosa, en realidad, que el interés de algunos. 

Parece que todo acontece en el más firme respeto de la legalidad, al menos cuando las leyes que permiten el aborto o la eutanasia son votadas según las, así llamadas, reglas democráticas. Pero en realidad estamos sólo ante una trágica apariencia de legalidad, donde el ideal democrático, que es verdaderamente tal cuando reconoce y tutela la dignidad de toda persona humana, es traicionado en sus mismas bases: « ¿Cómo es posible hablar todavía de dignidad de toda persona humana, cuando se permite matar a la más débil e inocente? ¿En nombre de qué justicia se realiza la más injusta de las discriminaciones entre las personas, declarando a algunas dignas de ser defendidas, mientras a otras se niega esta dignidad? ».16 Cuando se verifican estas condiciones, se han introducido ya los dinamismos que llevan a la disolución de una auténtica convivencia humana y a la disgregación de la misma realidad establecida.

Reivindicar el derecho al aborto, al infanticidio, a la eutanasia, y reconocerlo legalmente, significa atribuir a la libertad humana un significado perverso e inicuo: el de un poder absoluto sobre los demás y contra los demás. Pero ésta es la muerte de la verdadera libertad: « En verdad, en verdad os digo: todo el que comete pecado es un esclavo » (Jn8, 34).

Intención/motivación del día

Hola a todos, ruego a Dios por cada uno de los que se encuentran unidos a esta campaña y que cada vez seamos mas los integrantes.  Yo soy Adriana, soy medico de oídos, nariz y garganta.  Soy Ministro Extraordinario de la Comunión y participo activamente en mi parroquia, igual que mi familia de 4 personas.  ( San Felipe de Jesús Satélite).  El año pasado fue muy duro para mi familia pues mi madre estuvo enferma, fue mal operada de vías biliares y estuvo en tres hospitales distintos.   A pesar de ser médico, no era mi especialidad y acudí con colegas “eruditos en la materia”  y cuando me di cuenta del hambre de dinero y cero compasión por mi mama y otros enfermos, decidimos buscar a un medico ético, lo cual costo mucho trabajo y sinsabores, sin embargo, rezamos mucho y nuestro párroco y comunidad nos apoyaron en la oración, por lo cual encontramos a un médico leal y ético y no dejo de luchar con nosotros por mi mami y su restablecimiento.  Dios le concedió pasar su cumpleaños (el 24 de dic del 2014) con nosotros llena de amor y rodeada de cariño y su familia  y la llamó a su presencia el 27 de enero de este año.

¿Porqué les cuento esto así? Por tres situaciones:
1.  La oracion nos mantuvo unidos como familia y nunca dejamos a mi madre al cuidado solo de las enfermeras o una cuidadora, mi hermana y yo siempre la cuidamos y apoyamos, (éramos las raras del hospital, es decir hay mucho abandono de enfermos).

2. A pesar de ser médico y creyente, vi como algunos colegas se sirven de decir a la gente “Dios mediante” y convencen bajo argumentos nada éticos, a que la gente no busque ayuda espiritual y de otros médicos cuando lo creen conveniente

3.  Hubo un medico que nos sugirió “terminar” con el sufrimiento de mi madre cuando empezó a tener dolores muy fuertes y se enojaron cuando les dijimos  categóricamente que no, que la enfermedad debía llevar su curso natural aun en esas circunstancias dolorosas, que se podían usar medicamentos para el dolor, no para terminar con la vida.  Lo que hicimos es que cada mes iba un sacerdote a ungir a mi madre y tratamos de que comulgara la mayor cantidad de veces posibles. Éramos mal vistos por esa situación, pero el Espíritu Santo jamás nos abandonó.

4. Pidamos por todos los enfermos terminales, pero sobre todo por quienes los cuidan o “deciden” si deben o no terminar con el dolor de sus seres queridos y que se decidan por la unción, la comunión, el apoyo espiritual y claro los medicamentos que les ayuden con el dolor, no a terminar con la vida. 
5.  La ultima campaña del año pasado me toco rezarla en el hospital cuidando a mi mama y eso y la oración de mi comunidad y el apoyo del sacerdote nos dio ánimos y a mi mama también para llegar hasta el final.

6. Sí se puede, Dios no nos dejó desfallecer y debemos rezar por los que están aislados en los hospitales para que Dios les ayude a no tomar malas decisiones contra la vida en situaciones terminales dolorosas.

7. Dios los bendiga siempre. El leerlos siempre es para mi un motivo de amor y gusto y es como saber de nuestra familia pues somos hermanos en Cristo y luchamos por la misma causa, LA VIDA QUE DIOS NOS DIO PARA VIVIRLA Y VIVIRLA UNIDOS A EL.


ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana
ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén



Enlaces de interés
Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)

1 comentario:

  1. La oración nos une, Irma, y nos fortalece. Y el compartir fortalece nuestra fe. Aunque no lo apreciemos, nuestros testimonios no caen en saco vacío. El Espíritu de Dios hace que dé sus frutos.

    Sí, hay que luchar por la vida. No sólo por los niños que viven en el seno de sus madres, sino también por los que peregrinan en la tierra hacia la Casa del Padre.

    Detrás del aborto querrán, de hecho ya lo hacen, implantar como algo natural la eutanasia, y debemos decir que no, que la muerte es el momento más glorioso del ser humano, pues es la cita del encuentro definitivo con Dios, y merece y necesita vivirse aceptando la Voluntad de Dios.

    Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

    ResponderEliminar