Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

domingo, 30 de septiembre de 2012

40d Por la Vida 2012 II - 06


Cuarenta días por la Vida
26 de Setiembre al 4 de Noviembre 2012
Día 6 – 1/10/2012

España_SALVADOR SEVERO PÉREZ ALAYÓN - deahaba@gmail.com


“El ser humano debe ser respetado y tratado como persona desde el instante de su concepción y, por eso, a partir de ese mismo momento se le deben reconocer los derechos de la persona, principalmente el derecho inviolable de todo ser humano inocente a la vida”.

CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA

Reflexión

El Niño es presentado en el Templo porque el Niño pertenece a Dios. Los niños no le pertenecen ni a los padres ni a un gobierno.

Oración del día

Oremos para que toda la gente pueda ver la sabiduría de Sus enseñanzas sobre la dignidad de la vida, y podamos comprender que Sus enseñanzas no son una opinión, sino que son verdad..

Motivación del día

A la hora de reconocer derechos estamos prestos a defenderlos, pero a la hora de vivirlos no actuamos de la misma manera. Cuando se trata de aplicarlos en mi vida al mismo nivel que los de los demás, la cosa cambia.

También ocurre que cuando nos relacionamos como parejas, buscamos primero nuestro ego personal dejando a un lado el del otro o un tercero que de esa comunicación sexual se desprenda. Sólo nos importa lo nuestro, mi yo y nada más, y por eso somos capaces de matar, incluso a nuestros propios hijos.

¿Qué ocurre? ¿Por qué nos sentimos atraídos? Hay en nosotros una inclinación a sentirnos arrastrados e inclinados a relacionarnos sexualmente. Es la fuerza de la sexualidad que está puesta en nosotros para dar vida. El eros que nos une y nos permite ser fuente de vida en estrecha colaboración con nuestro Padre Dios. Él nos ha dado la posibilidad de ser fuente de vida en unión carnal.

¡Pero es Él la Vida!, que se sirve de nosotros, por su Voluntad, para crearla. Y sólo a Él corresponde el derecho y la propiedad de la misma. Sólo Él dispone de autoridad para decidir su existencia. A nadie más corresponde autoridad sobre ella.¡Y lo que olvidamos!, que nos la da para "Siempre" si la aceptamos de sus Manos Misericordiosas.

Sin embargo nosotros rechazamos esa autoridad y ese regalo, y nos erigimos en dueños de decidir lo que nos parece. Y siempre mirando para servicio de nuestros apegos, satisfacciones y placeres egoístas ante los demás, que lejos de darnos la vida, nos la quita. Luego, sí, hablamos de derechos y justicia, pero eso sólo es para otros porque llegada mi hora hago lo que me viene en gana. Todavía no ha desaparecido la secta farisaica.
 
Así que, primando nuestros egoísmos decidimos matar y matar a todos aquellos que se interponga en nuestro camino. Y los más débiles son los primeros y más afectados: “Los niños inocentes”, que ante su silencio e impotencia son utilizados como reos de cambio por el eros ante el ágape.

Y me extraño ante las multitudes de cristianos, sobre todo en celebraciones multitudinarias marianas, que la ley del aborto pueda existir. ¿Donde están los votos de la ingente cristiandad que defienda el derecho de los niños nacidos en el vientre de sus madres?

ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

Enlaces de interés:

Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario