Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

jueves, 21 de febrero de 2013

40d por la Vida 2013_I 10


Cuarenta días por la Vida
13 de Febrero al 24 de Marzo 2013
Día 10 – 22/2/2013

Canadá_ Sandy Marzal - sandymarzal@hotmail.com  


"El aborto no es sólo matar el fruto inmaduro del vientre, sino toda acción que de cualquier modo y en cualquier momento conduzca a su muerte. El castigo afecta a todos los que intervienen en el aborto y no sólo a la madre que mata o hace matar a su hijo".

CONFERENCIA EPISCOPAL PERUANA

Reflexión

Al encuentro de María con su prima Isabel, Juan el Bautista saltó de gozo en el vientre de su madre.

Oración del día

Oramos para que la gente comprenda que el aborto no se trata sobre niños que "pueden" venir al mundo, sino sobre niños que ya están en el mundo, viviendo y creciendo en el vientre de sus Madres y los cuales serán asesinados.

Motivación del día


Es a partir de la unión del ovulo con el espermatozoide que empieza la vida.  A pesar de que aun es un embrión,  ese ser tan diminuto (del tamaño de la cabeza de un alfiler) y aunque ni la madre lo note, ya está vivo y se desarrollara muy rápidamente, tan rápido que en una ecografía de 8 semanas ya se pueden ver y escuchar los latidos de su corazón y al final de las 12 semanas su rostro ya está casi formado.

Que sentirá este ser diminuto dentro del vientre? Dios lo ha mandado  para que sea cuidado y amado por su padres, por lo tanto debe sentir expectativa, emoción, al principio por escuchar su voz y luego por querer ver los rostros de quien lo va a traer a este mundo.  Siendo pequeñitos en el vientre de la madre, ya pueden sentir también si algo externo le gusta o le incomoda.  Puede percibir el estado de ánimo de la madre, sentirse igual que ella y hasta lograr una comunicación intima.  Por otro lado, disfruta estando ahí dentro, se siente como en una burbuja y salta, gira sobre sí mismo, se mueve mucho, se chupa el dedo, se siente calentito y abrigado.  Confía en su mama, ella le da seguridad, se alimenta no solo por el alimento que recibe a través de su madre sino principalmente de amor.

Acaso tenemos derecho a quitarle la vida a esta criatura que nos ama sin conocernos?  Diminuto como es concebido, espera mucho de su madre porque depende de ella, quiere crecer para ir a su encuentro. No tenemos derecho ni es justo que queramos quitarle la vida, la ilusión, las ganas de amar y ser amado, la fortuna de tener un ángel que lo cuide que le ensene absolutamente todo.  Además, es nuestra responsabilidad.  Dios nos lo ha encargado para que  lo formemos, lo eduquemos, lo guiemos y al final se lo devolvamos.  Nadie es dueño de la vida, solo Dios que es nuestro creador.


ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

Enlaces de interés:

Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario