Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

martes, 30 de septiembre de 2014

40 días por la vida 2014_2 día 08

40 días por la vida
Segunda jornada 2014
24 de septiembre al 2 de noviembre
“Ante todo se trata de anunciar el núcleo de este Evangelio. Es anuncio de un Dios vivo y cercano, que nos llama a una profunda comunión con El y nos abre a la esperanza segura de la vida eterna; es afirmación del vínculo indivisible que fluye entre la persona, su vida y su corporeidad; es presentación de la vida humana como vida de relación, don de Dios, fruto y signo de su amor; es proclamación de la extraordinaria relación de Jesús con cada hombre, que permite reconocer en cada rostro humano el rostro de Cristo; es manifestación del «don sincero de sí mismo» como tarea y lugar de realización plena de la propia libertad”.
SAN JUAN PABLO II
Encíclica Evangelium vitae

Bolivia_Elisa Lanza Sevilla - elilanza17@hotmail.com

Reflexión


ABORTO, VERDAD Y BIOÉTICA

César Nombela  | Fuente: Bioeticaweb

La reciente propuesta de los bioeticistas Giublini y Minerva en la revista británica Journal of Medical Ethics, que justificaría el infanticidio en algunos casos, rompe todos los diques de contención de lo que cabía imaginar en relación con las obligaciones del hombre con sus semejantes. Aquí sí que cabe experimentar la sensación que Habermas ha denominado de «vértigo que tenemos cuando el suelo que creíamos seguro se escurre bajo nuestros pies». Sin embargo, no cabe olvidar que el artículo de los referidos autores supone confrontar a muchos de los que justifican el aborto provocado con lo que sería una extensión lógica de sus argumentos.

El avance en el conocimiento ha sido inseparable de la capacidad del hombre de efectuar juicios de valor sobre sus propias acciones. Se impone por tanto una consideración del hombre en su perspectiva moral. Destello de este avance de la especie humana es la aceptación de los derechos de todos, que culmina en la propuesta del amor al semejante, como expresión de la plenitud de lo humano, que para muchos de nosotros solo puede tener un fundamento en una visión trascendente de la vida del hombre. Con el desarrollo de las ciencias de la vida, el hombre ha podido profundizar en su propia naturaleza biológica, una dimensión fundamental de la existencia de todos nosotros. El valor de cada ser humano, la consideración de los derechos de todos, han llegado a ser algo establecido de lo que no cabe prescindir sin violentar normas.

Pero la libertad del hombre, a la hora de pensar, proponer o actuar, también está presente en todo el recorrido de la Humanidad. Por ello, los avances en la consideración del valor del ser humano nunca han tenido lugar en circunstancias exentas de riesgo. Hace apenas cuatro décadas que comenzó a utilizarse el término bioética, para referirse a las obligaciones del ser humano con el mundo de lo vivo (Potter). Las posibilidades crecientes de la biomedicina y la atención sanitaria al servicio del hombre demandan que la práctica científico-médica se atenga a una forma correcta de obrar; por eso la bioética resulta esencial.

En esta confrontación, es frecuente retorcer el lenguaje, para justificar acciones que atentarían contra la propia naturaleza humana, entendida desde sus fundamentos científicos. Expresiones como «interrupción voluntaria del embarazo», para referirse a la ruptura violenta del proceso de gestación y de comunicación madre-feto, o «vidas que valga la pena ser vividas», atribuyendo a un tercero la decisión de si alguien tiene derecho a vivir, suponen una forma de rebajar el alcance moral de actuaciones que antaño fueron consideradas como atentatorias contra la ética. De ahí que Fukuyama haya alertado contra los bioeticistas sofisticados y sofistas, que consideran que su papel es buscar justificación a cualquier cosa. Diego Gracia admite, de manera muy descarnada, la situación trágica de una ética abocada al conflicto, con frecuencia solo resoluble a través de pactos o componendas.

La fría argumentación de Giublini y Minerva nos confronta a todos con la verdad de lo que se esconde detrás del aborto provocado. Si un feto puede ser eliminado por defectos de salud o incluso por decisión de la madre, que no quiere aceptar los costes psicológicos, económicos o sociales que conlleva su maternidad, lo mismo cabría hacer con el recién nacido. Al fin y al cabo, la propia capacidad de sobrevivir fuera del seno materno la tiene el feto bastante antes del alumbramiento. De ahí, también, que estos autores legitimen el infanticidio en los casos en que los test prenatales fallaron para detectar alteraciones de salud, o, incluso, que piensen que la madre puede estar legitimada para acabar con la vida del recién nacido, cuando sus circunstancias cambiaron tras la etapa en que aceptó proseguir con su embarazo. El lector que aguante la náusea que provoca la lectura del artículo también encontrará apoyo para la tesis del infanticidio si la madre alega graves inconvenientes psicológicos para dar a su hijo en adopción.

Motivación del día


CARTA DE UN ALMA QUE ENCUENTRA LA LUZ DE LA RECONCILIACION

19 Agosto de 2014

"El mes de marzo del presente conocí proyecto Raquel. En ese tiempo estaba llena de preguntas sin saber a quién acudir y a la vez sentía impotencia. ¿Cómo era posible que los propios familiares puedan esconder tantas cosas sin pensar en las consecuencias? Entender que los padres callan por amor resultaba una tortura. Esta tortura encuentra sentido y alivio cuando ahora me hago las siguientes preguntas:

1.- ¿Por qué callaron que no tenía que tener hijos por mi salud entre otras cosas?
2.- ¿Cómo no me di cuenta de los nervios y rencores que abundaban en mi familia?
3.- ¿Por qué mis familiares no hicieron algo al respecto para ayudar a mis papás y así evitar tantas cosas?.
4.- ¿Dónde se supone que está ese Dios que tanto pregonan? Encuentran la respuesta: 1.- 2.- 3.- 4.- Perdonar, olvidar y amar es posible, cuando se entiende que la otra parte sólo lo hizo por amor aunque haya provocado daño. Cambiar el pasado se puede…valorando los recuerdos buenos y honrando los tristes recuerdos. Viviendo con dignidad, a modo de homenaje para quienes ya no pueden hacer mucho y por quienes todavía podemos respirar. Esta respuesta la pude encontrar acompañada por proyecto Raquel. El camino estará más lleno de espinas que antes quizás, con la diferencia que esta vez ya se sabe que protegen a la rosa, esa flor que representa la belleza de la vida. Ese Dios del cual tanto pregonan siempre estuvo ahí. Un papá que permaneció en silencio mirándome y abrazándome, al cual no podía escuchar porque yo lloraba y me quejaba. Dios no abandona, nada mas estaba tan triste creyendo que no me amaba que lo miraba desde las sombras...Creo que ahora estamos abrazados mirando la luz en pleno claro.”

Oración del día


Gracias Señor por tu bondad por tu gran amor, gracias por tocar con tu mano amorosa los corazones, las mentes y las almas de tantas personas heridas cruelmente por el flagelo del aborto, gracias porque tu les muestras la luz y el perdón, haz que siempre encuentren manos generosas que las acojan y acompañen en su dolor hasta que seas Tu mismo quien las abrase y les haga sentir tu Misericordia por toda la eternidad. Amén


ORACIÓN POR LA VIDA


Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

ORACIÓN ECUMÉNICA


OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

Enlaces de interés


Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)


No hay comentarios:

Publicar un comentario