Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

sábado, 15 de febrero de 2014

40d por la Vida 2014_01: 4

Cuarenta días por la Vida
13 de Febrero al 24 de Marzo 2014
Día 4 – 16/2/2014

Uruguay_María de las Nieves Freira , 


“Siempre fue deber de los esposos, pero hoy constituye la parte más importante de su apostolado, manifestar y demostrar con su vida la indisolubilidad y santidad del vínculo matrimonial; afirmar con valentía el derecho y la obligación que los padres y los tutores tienen de educar cristianamente a la prole; y defender la dignidad y la legítima autonomía de la familia. Cooperen, por tanto, los esposos y los demás cristianos con los hombres de buena voluntad para que se conserven incólumes estos derechos en la legislación civil”.

CONC. VAT. II, Decr. Apostalicam actuositatam, 11

Reflexión

DEMENCIAL
 En el Antiguo Testamento las preferencias divinas se concentraban en los huérfanos, las viudas y los forasteros sin hogar. Es la lógica de los polos opuestos: la extrema miseria atrae como un imán la extrema misericordia. Cristo ampliará el horizonte, marcando predilección por los que sufren hambre y sed, desnudez, carencia de techo, enfermedad, privación de libertad y de honor: son viva y real presencia de Él mismo, y, por eso, el respeto y amor que se les prodigue tienen, como recompensa, vida eterna.
Esposa de Jesucristo, la Iglesia ha hecho suya esta franca predilección por las vidas mínimas, vidas desamparadas, vidas desechadas como inútiles. Los niños huérfanos y los indigentes con hambre y sin techo tienen Hogar de Cristo. Los enfermos saben que hay comunidades religiosas (Camilianos, Hospitalarios de San Juan de Dios) fundadas para servirlos como al mismo Cristo. Desde que Cristo tocó y sanó a diez leprosos, quienes padecen de este mal han contado con sacerdotes y religiosas que viven con ellos y más de una vez mueren de lo mismo que ellos. La Madre Teresa y sus hijas salen a las periferias de la marginalidad humana para abrazar a los «intocables» y hacerles sentir que son incondicionalmente amados. Reclaman, también, a las gestantes tentadas de abortar: «¡No los maten, nosotras cuidaremos a sus hijos!». Son las primeras en abrir casas que acogen a los enfermos de SIDA, como primero es el sacerdote Baldo Santi en ofrecerles respeto, misericordia y hogar en Chile. Los Padres Trinitarios y Mercedarios se fundan para liberar a los cautivos de guerra, no sólo pagando su precio de rescate, sino ofreciéndose ellos mismos a ocupar su lugar. Durante siglos visitan las cárceles, recordando que Cristo estuvo preso y vive en los que están presos. Innumerables comunidades y personas de la Iglesia se consagran a educar y amar a los hijos de quienes no saben o no pueden transmitirles valores ni abrazarlos con afecto. Donde hay opresión, explotación, discriminación, la primera voz que se escucha es la de la Iglesia. Con frecuencia, la única. Cuando soplan vientos de guerra, la primera iniciativa de paz surge de la Iglesia, gran gestora de treguas divinas y mediaciones que exorcizan el demonio de la devastación fratricida.
Devota y heredera  de la Cruz, la Iglesia permanece como María de pie junto al que expira. No lo abandona a su suerte. Le hace sentir que valió la pena vivir y sufrir, porque alguien lo amó hasta el extremo. Para la Iglesia no hay vidas ni sufrimientos inútiles. En el Universo, hasta la basura es fuente de energía.
El Parlamento belga piensa otra cosa. Acaba de aprobar la eutanasia infantil. Sus menores podrán «optar», con «autorización» de sus padres, por eliminar sus vidas «inútiles». Mientras tanto, la ONU-Niños censura acremente a la Iglesia. Esto es demencial.
Padre Hasbun.

Oración del día

Oremos por el rey Philippe, para que el Señor le inspire y sostenga para que dé testimonio heroico negándose a firmar la ley, y para que esta ley no se propague a los demás países del mundo. Oremos también por los niños que serán víctimas de ella, y por sus familiares y por los médicos, para que reconozcan a Dios como dueño y Señor de la vida y aprecien el valor de cada vida humana y el valor salvífico del sufrimiento ofrecido y unido a la cruz de Cristo.

Motivación del día

El jueves pasado, 13/2/2014, el Parlamento belga aprobó la eutanasia infantil con 86 votos a favor, 44 en contra y 12 abstenciones.
Mediante esta ley los médicos quedan autorizados a matar a niños menores de 18 años que padezcan una enfermedad terminal con sufrimiento severo, siempre que cuenten con el permiso de los médicos que le tratan y de sus padres. La ley también requiere el consentimiento informado y maduro del menor, pero, ¡cómo imaginar el sufrimiento del chico o de la chica sabiendo que sus padres han solicitado su muerte y que él/ella se ha convertido en una molestia!
Los pediatras se han manifestado en contra. Dicen que «para tratar el dolor basta con los cuidados paliativos, incluso domiciliarios». Algunos miembros de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa han estado más duros afirmando que la ley «promueve la visión de que hay vidas que no merecen la pena ser vividas». Por supuesto, la Conferencia Episcopal también se ha manifestado y la ciudadanía ha realizado vigilias frente al Congreso.
Mientras que unos están lanzando peticiones internacionales para que  el rey Philippe se niegue a promulgar esta ley, que es la ley de eutanasia más permisiva del mundo (como hizo su tío, el rey Balduino, que se rehusó heroicamente a sancionar la ley del aborto en 1990, llegando hasta abdicar por un día), http://www.citizengo.org/es/4170-majestad-por-favor-no-firme, pongamos de nuestra parte la oración. Y pongamos también en oración a nuestra Patria, porque lo que hoy pasa en los Países Bajos, en 10 o 15 años posiblemente lo estaremos debatiendo en el Parlamento de Uruguay.

ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

Enlaces de interés:

Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)


No hay comentarios:

Publicar un comentario