Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

jueves, 11 de octubre de 2012

40d por la Vida 2012 II - 17


Cuarenta días por la Vida
26 de Setiembre al 4 de Noviembre 2012
Día 17 – 12/10/2012

Paraguay_Patricia Stanley - p.stanley@stanley.com.py


"La procreación de un hombre no podrá reducirse nunca a una mera reproducción de un nuevo individuo de la especie humana, como sucede con un animal. Cada vez que aparece una persona, se trata siempre de una nueva creación”.

BENEDICTO XVI

Reflexión

La esencia de la vida es el amor, si no hay amor, no hay vida..

Oración del día

Señor Jesús, hazme un instrumento de vida en Tus Manos. que me convierta en apóstol de todos nuestros hermanos no nacidos, para que en ellos y en nosotros se cumpla Tu Voluntad, así en la tierra como en el cielo..

Motivación del día

Cuando me tocó redactar esta nota se había aprobado por apenas un voto: 30 votos contra 29 votos en la legislatura de la Ciudad de Buenos Aires (Argentina), la aprobación del aborto para casos de violación.

Espero que Dios ilumine al Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y vete la ley.

Y podemos decir que Dios escucho todas nuestras Oraciones, y de toda América sumida en Oración, por la Vida, por los mas débiles y los más necesitados, que son hoy los niños por nacer, a quienes increíblemente tenemos que proteger de sus propias madres, y esta Ley fue Vetada por Mauricio Macri. Gracias  por todas sus oraciones.
Antes de la mencionada votación, la diputada María José Lubertino del PRO (partido oficialista) había enviado vía Twitter un mensaje a dos diputados de su mismo partido para sacar “sus rosarios y sus kipas” de “nuestros ovarios”.

Esta frase me rondó toda la semana en la mente, la forma despectiva con la cual se manifiesta una “representante del pueblo” ante dos símbolos de la fe: el rosario para los Católicos y las kipas para los judíos.

Esta es una expresión muy usada por las pro-abortistas, y nunca cuando las escucho o las leo puedo sentirme indiferente. Me produce una tristeza infinita sentir un desprecio por parte de ellas por nuestra fe, y es una prueba de la persecución que sufrimos por esta fe que tenemos, de creer que la vida es un don preciado y de que el nuevo ser no nos pertenece, y no podemos disponer de ello como si fuera un objeto. Esto es porque somos un medio amoroso del Plan de Dios, que nos permite participar en la creación de este nuevo ser. 

Este tema da para varias reflexiones como que cada óvulo que producimos puede ser comparado con una de las cuentas del Rosario, pues son plegarias de amor que permitirán un día compartir la creación de Dios y engendrar una nueva vida. Una vida hecha a imagen y semejanza de Dios, quien es infinito amor.

Como nos dijo el profeta Isaías: “Antes de formarte en el vientre de tu madre, te elegí y te llamé por tu nombre: Mío eres tú”.

El Padre José Kentenich, un gran pedagogo de nuestro tiempo, y fundador del Movimiento de Schoenstatt nos explica qué  quieren decir estas palabras del profeta: “Te llamé por tu nombre: Mío eres tú”. En primer lugar que Dios me llamó a la vida….  Creemos que Dios  hoy hace 73 años, hablo así Dijo: Te saqué de la nada y te di vida. Hace 73 años me llamó por mi nombre y me dijo: Mío eres tú con tu originalidad y tu misión original…”(Kentenich, 1958)

Esto fue pronunciado en una alocución del Padre Kentenich, cuando fue su 73 aniversario de nacimiento en Milwaukee (USA), y nos lleva a reflexionar sobre cuál es nuestra misión en la vida, y que toda vida tiene un por qué, un para qué y que Dios a cada ser humano nos hace únicos  e irrepetibles. La Misión del Padre Kentenich fue haber sido llamado desde el seno materno para anunciar al mundo el “misterio de María”.

 Dios que nos amó primero, nos creó perfectos y para una misión de amor, nos amó y nos dio al nacer un nombre y una misión. Quiénes somos nosotros para desoír ese llamado y cortar con la muerte una vida, una creación de Dios? También nos deja la reflexión de qué Dios quiere para nosotros, cuál es nuestra misión.

Recemos para que no nos dejemos engañar y para que demos nuestro voto siempre a aquellos que defienden la causa de la vida, que no es otra cosa que la causa de Dios, porque es Él quien nos da el don de la vida.

Esas cuentas de vida, que cada mujer lleva en su cuerpo, son oraciones de amor, del Amor de Dios hacia nosotros. No trunquemos el plan de Dios.


ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén
ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

Enlaces de interés:

Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario