Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

miércoles, 20 de octubre de 2010

40 Días por la Vida - 30

Cuarenta días por la Vida
22 de Septiembre al 31 de Octubre 2010

Jueves, 21 de Octubre de 2010

“El aborto empobrece a la gente desde el punto de vista espiritual; es la peor pobreza y la más difícil de superar."

BEATA MADRE TERESA DE CALCUTA

Reflexión

Dios Mismo nació como un niño. La grandeza de una persona no depende del tamaño, puesto que el Rey de Reyes recién nacido es un pequeño.

Intención del día

Oremos para que la amenaza de aborto contra los no nacidos que no alcanzan tamaño adecuado sea eliminada.

Motivación del día
Ricardo Abarca
Costa Rica


La lucha contra la discriminación parte de un principio fundamental: cualquier ser humano merece respeto. Ni el sexo, ni la raza, ni la nacionalidad, ni la condición económica, ni el patrimonio genético, ni ninguna patología, pueden ser motivo para que algún ser humano sea marginado, despreciado, golpeado, asesinado o abortado.

Debería impedirse cualquier tipo de violencia, principalmente ese crimen llamado aborto o esos infanticidios cometidos simplemente porque el hijo o la hija no reúne alguna característica soñada por los padres, o porque resultó niña lo que queríamos que fuese niño.

La cultura de la violencia debe ser superada por la cultura del amor y del respeto. Habrá violencia mientras toleremos formas de discriminación y de intolerancia que llevan al desprecio de la vida de quienes son “diferentes”. Habrá violencia mientras profesionales de la sanidad utilicen sus conocimientos para practicar el crimen del aborto. Habrá violencia mientras se elimine de modo sistemático, a través del diagnóstico prenatal, a embriones que tienen o pueden tener algunas enfermedades genéticas o fisiológicas, embriones que merecen todo nuestro respeto porque son tan hombres y mujeres como nosotros.

Por respeto a las cerca de 20 millones de mujeres abortadas cada año (si es que la cifra no es más alta), por respeto a los cerca de 20 millones de varones que también mueren por el aborto, por respeto a las cerca de 40 millones de madres que son presionadas, obligadas o instigadas de mil formas a abortar a sus propios hijos, es que debemos luchar contra cualquier forma de discriminación entre los que pertenecemos a la misma familia humana.

ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor,a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II
Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolablede la Vida Humana


Enlaces de interés:

Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario