Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

miércoles, 4 de marzo de 2015

40 Días por la Vida - 5/3/2015

"La libertad de creencias nunca debe ser interpretada como libertad para destruir a otros."

PADRE FRANK PAVONE

   
Colombia_Ana Cristina Duque - cristy2758@hotmail.com    


Lectura para meditar (tomado del Evangelium Vitae)
« He de esconderme de tu presencia » (Gn 4, 14): eclipse del sentido de Dios y del hombre
22. Por esto, cuando se pierde el sentido de Dios, también el sentido del hombre queda amenazado y contaminado, como afirma lapidariamente el Concilio Vaticano II: « La criatura sin el Creador desaparece... Más aún, por el olvido de Dios la propia criatura queda oscurecida ».17 El hombre no puede ya entenderse como « misteriosamente otro » respecto a las demás criaturas terrenas; se considera como uno de tantos seres vivientes, como un organismo que, a lo sumo, ha alcanzado un estadio de perfección muy elevado. Encerrado en el restringido horizonte de su materialidad, se reduce de este modo a « una cosa », y ya no percibe el carácter trascendente de su « existir como hombre ». No considera ya la vida como un don espléndido de Dios, una realidad « sagrada » confiada a su responsabilidad y, por tanto, a su custodia amorosa, a su « veneración ». La vida llega a ser simplemente « una cosa », que el hombre reivindica como su propiedad exclusiva, totalmente dominable y manipulable.
Así, ante la vida que nace y la vida que muere, el hombre ya no es capaz de dejarse interrogar sobre el sentido más auténtico de su existencia, asumiendo con verdadera libertad estos momentos cruciales de su propio « existir ». Se preocupa sólo del « hacer » y, recurriendo a cualquier forma de tecnología, se afana por programar, controlar y dominar el nacimiento y la muerte. Estas, de experiencias originarias que requieren ser « vividas », pasan a ser cosas que simplemente se pretenden « poseer » o « rechazar ».
Por otra parte, una vez excluida la referencia a Dios, no sorprende que el sentido de todas las cosas resulte profundamente deformado, y la misma naturaleza, que ya no es « mater », quede reducida a « material » disponible a todas las manipulaciones. A esto parece conducir una cierta racionalidad técnico-científica, dominante en la cultura contemporánea, que niega la idea misma de una verdad de la creación que hay que reconocer o de un designio de Dios sobre la vida que hay que respetar. Esto no es menos verdad, cuando la angustia por los resultados de esta « libertad sin ley » lleva a algunos a la postura opuesta de una « ley sin libertad », como sucede, por ejemplo, en ideologías que contestan la legitimidad de cualquier intervención sobre la naturaleza, como en nombre de una « divinización » suya, que una vez más desconoce su dependencia del designio del Creador.
En realidad, viviendo « como si Dios no existiera », el hombre pierde no sólo el misterio de Dios, sino también el del mundo y el de su propio ser.



Intención/motivación del día

2015 AÑO DE LA FAMILIA


FAMILIA, ABRE TU CORAZÓN A LA PAZ Y A LA RECONCILIACIÓN

         2015 VIII ENCUENTRO MUNDIAL DE LAS FAMILIAS:
Tema del encuentro: El amor es nuestra misión. La Familia Plenamente Viva.
La familia como santuario de la vida, debe ser el ámbito donde se proteja y desarrolle la vida, se viva una clara conciencia de la misión de la paternidad y maternidad responsables, y se eduque en el recto sentido del desarrollo y promoción humana desde la justicia. Toda verdadera promoción humana empieza por la valoración de la dignidad de la persona humana y sus derechos, y la vida es la primera expresión y el primer derecho que se debe tutelar y promover.

 El documento de  Santo Domingo es una clara invitación a proteger y promover los valores familiares, recordándonos que es en la familia donde se ponen los fundamentos de toda promoción humana auténtica. Reiterando que el matrimonio es una vocación de Dios y un camino de santidad.

 El concepto de la vida está estrechamente relacionado con el concepto de amor.  La familia  sana , es el lugar  donde la persona es concebida dignamente. El hijo nace del amor de los padres y es invitado a participar en su comunión de amor.

Para volver a hacer creíble el amor fiel y el aprecio de la vida humana en todo su desarrollo hemos de saber vivirlo y saber construir una verdadera cultura de la familia y de la vida. Este es  el desafío que se abre a la nueva evangelización  en la que  se les permita   devolver a las familias su capacidad de construirse en medio de circunstancias a veces adversas, hacerlas conscientes del propio protagonismo en la comunión de personas que quieren vivir y del modo como su amor mutuo hace surgir una variedad de iniciativas para llevarlas a cabo.     Es necesario que todos los hombres y mujeres de nuestro tiempo seamos  conscientes de que estamos  convocados a colaborar en esta tan noble como indispensable tarea.
 El testimonio  de lo que es una familia sana, -según el proyecto de Dios-, se convierte en un insustituible esfuerzo por mantener vivo un compromiso de unidad y de comunión, y por consiguiente, una posibilidad de vivir con plenitud y satisfacción la más grande experiencia de la vida:  el amor, el amor que vivifica.

La  familia sana es el fundamento de una sociedad libre y justa. En cambio la enferma descompone el tejido humano de la sociedad.

                                ORACIÓN DEL VIII ENCUENTRO DE FAMILIAS- 2015

“Dios y Padre de todos nosotros, en Jesús, tu Hijo y nuestro Salvador,
nos has hecho tus hijos e hijas en la familia de la Iglesia.
Que tu gracia y amor ayuden a nuestras familias
en cualquier parte del mundo a estar en unión con las demás en fidelidad al Evangelio.
Que el ejemplo de la Sagrada Familia, con la ayuda de tu Espíritu Santo,
guíe a todas las familias, especialmente las más atribuladas, a ser casas de comunión y oración
y a buscar siempre tu verdad y vida en tu amor.
Por Cristo nuestro Señor. Amén.
¡Jesús, María y José, ruega por nosotros!”


ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana
ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén



Enlaces de interés
Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario