Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

miércoles, 15 de octubre de 2014

40 días por la vida 2014_2 día 22

40 días por la vida
Segunda jornada 2014
24 de septiembre al 2 de noviembre
“La vida humana, don precioso de Dios, es sagrada e inviolable, y por esto, en particular, son absolutamente inaceptables el aborto procurado y la eutanasia; la vida del hombre no sólo no debe ser suprimida, sino que debe ser protegida con todo cuidado amoroso”.
SAN JUAN PABLO II
Encíclica Evangelium vitae

Venezuela_Zemidah Garrido de Sabate - mamaqueri51@hotmail.com

Reflexión


SIEMPRE HACIA DELANTE CON CRISTO

Zenit.org; Autor Luis Javier Moxó Soto

La dignidad del cristiano, del seguidor de Jesucristo, se muestra en su decisión de afrontar cada circunstancia con la sola confianza en Su Gracia, que basta.

El que nos amó primero nos muestra que es necesario entrar por esa puerta de la fe, que es Él, para cumplir completamente la misión, para llegar a la salvación.

No es el poder o la imposición, ni la seguridad de un puesto o la tranquilidad de un privilegio lo que lleva aparejado el seguimiento cristiano, sino la obediencia a la voluntad del Padre, la sencillez, la humildad y la determinada determinación de una conversión constante.

Quiero repasar algunos fragmentos de la carta apostólica “Porta Fidei”, en forma Motu Proprio que escribiera Benedicto XVI. Ahí nos dice el ahora Papa emérito u obispo emérito de Roma: “El Año de la Fe es una invitación a una auténtica y renovada conversión al Señor, único Salvador del mundo”. Por ser esto así es por lo que se pide esa decisión irrevocable, no encender dos velas “a Dios y al diablo” como se suele decir, porque al final nos habremos de decidir.

El Señor conoce muy bien nuestro corazón, no en vano Él nos hizo a Su imagen y semejanza. Sólo Él nos puede llenar por entero. Sólo Él nos basta para salvarnos.

Y sigue Benedicto XVI en la carta citada: “Es el amor de Cristo el que llena nuestros corazones y nos impulsa a evangelizar. Hoy como ayer, él nos envía por los caminos del mundo para proclamar su Evangelio a todos los pueblos de la tierra (cf. Mt 28,19)” Para poder cumplir esa misión hay que llevar su amor en el corazón, la urgencia de su caridad. Ésa es la condición indispensable para luego poder transmitir Su presencia a todos.

Las preguntas que propongo nos podríamos hacer esta semana serían: ¿A quién seguimos verdaderamente en el día a día, en cada acto de nuestra voluntad?¿Estamos apegados realmente a Aquel que nos puede salvar? ¿Le hacemos caso o pretendemos que Él nos lo haga antes con ciertas condiciones?

Durante este verano podemos vivir intensamente la fe en familia y celebrarla en la liturgia con nuestros niños y jóvenes, para seguir adelante y con energía renovada en ese seguimiento y misión de Jesucristo.

Motivación del día

Seguir a Cristo implica salir de la zona de confort, defender nuestros valores a contracorriente de lo que piensa el mundo, proclamar una y otra vez que Dios, nuestro Dios, es Vida y vida en abundancia.

Entender y aceptar que el dolor y el sufrimiento tienen valor si son vividos en Su Voluntad y ofrecidos a El desde el amor, no desde nuestro amor, sino del suyo, porque El no solo nos amó primero y desde siempre, sino que dió su vida por cada uno.

Oración del día


Señor, dame lo que necesito, tu gracia, para vivir lo que permitas para mi y dame la paz que solo Tu puedes dar para aceptarlo con la certeza en tu amor. Amén


ORACIÓN POR LA VIDA


Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

ORACIÓN ECUMÉNICA


OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

Enlaces de interés


Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)


No hay comentarios:

Publicar un comentario