Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

sábado, 11 de octubre de 2014

40 días por la vida 2014_2 día 18

40 días por la vida
Segunda jornada 2014
24 de septiembre al 2 de noviembre
“El aborto y la eutanasia son crímenes que ninguna ley humana puede pretender legitimar. Leyes de este tipo no sólo no crean ninguna obligación de conciencia, sino que, por el contrario, establecen una grave y precisa obligación de oponerse a ellas mediante la objeción de conciencia”.
SAN JUAN PABLO II
Encíclica Evangelium vitae

Colombia_Ana Cristina - cristy2758@hotmail.com

Reflexión


BENEDICTO XVI Y LA BIOÉTICA

www.centrodebioetica.org; Autor: Jorge Nicolás Lafferriere

"En la actualidad, la bioética es un campo prioritario y crucial en la lucha cultural entre el absolutismo de la técnica y la responsabilidad moral, y en el que está en juego la posibilidad de un desarrollo humano e integral". En este pasaje de su encíclica "Caritas in Veritate" (n. 74), Benedicto XVI incorporaba de manera definitiva la bioética al pensamiento social cristiano y señalaba la importancia de esta disciplina para la vida social.

El Papa ha realizado importantes contribuciones a la bioética desde un pensamiento agudo y que supo captar los cambios que implican las biotecnologías en el inicio del nuevo siglo.

Podemos mencionar dos textos centrales en los que Benedicto XVI aborda la cuestión bioética, uno firmado por el Papa y el otro correspondiente a la Congregación para la Doctrina de la Fe:

 a) La encíclica Caritas in veritate (29 de junio de 2009) es el documento en que Benedicto XVI plasma su pensamiento sobre la novedad de la bioética y la relación que guarda con el desarrollo.

 b) La Instrucción Dignitas Personae de la Congregación para la Doctrina de la Fe (8 de septiembre de 2008), aprobada por el Papa Benedicto XVI, y que vino a actualizar la enseñanza sobre las cuestiones que había tratado la Instrucción Donum Vitae de la misma Congregación y que había sido publicada en 1987, cuando el entonces Cardenal Joseph Ratzinger presidía ese Dicasterio vaticano. Este documento estuvo precedido por un importante discurso del Papa Benedicto a la Congregación, el 31 de enero de 2008, en el que el Papa fijó las grandes líneas del posterior documento.

Además, los temas de bioética, de la vida y la familia, estuvieron presentes en muchos discursos del Papa Benedicto XVI, sobre todo de manera sistemática a lo largo de los años de su Pontificado en sus intervenciones dirigidas
• a la Pontificia Academia para la Vida,
• al Pontificio Consejo para la Familia,
• al Cuerpo Diplomático,
• a Episcopados en visita ad-limina,
• a participantes de Congresos y otras actividades,
• a embajadores al momento de presentación de las cartas credenciales.

Motivación del día


 Si bien es cierto que la Bioética ha contribuido con grandes aportes  en la toma de decisiones éticas y la ley  ayuda a establecer ciertos parámetros, también es cierto que es imprescindible hoy en día que exista una educación de la conciencia, pues las generaciones que se están levantando están teniendo mucho influjo de los medios de comunicación social, los que generalmente  ven sin un acompañamiento en muchos casos de los padres   y en los que  algunos están transmitiendo muchos mensajes muy ambiguos  y que están llevando a un adormecimiento de la conciencia. A una    indiferencia frente al valor de la vida y algunos de  estos jóvenes serán quien establecerán las leyes y  dirigirán el país, en un futuro no muy lejano.

 En relación a la ley Natural ilumina sobre todo las exigencias objetivas y universales del bien moral, la conciencia es la aplicación de la Ley a cada caso particular, la cual se convierte así para el hombre en un dictamen interior, una llamada a realizar el bien en una situación concreta.
En lo más profundo de su conciencia -afirma el Concilio Vaticano II-,” descubre el hombre una Ley que el no se dicta a sí mismo, sino a la que debe obedecer y cuya voz resuena, cuando es necesario, en los oídos de su corazón, llamándole siempre a amar y a hacer el bien y a evitar el mal.”

La dignidad de la persona humana implica y exige la rectitud de la conciencia moral. En todo lo que dice y hace, el hombre está obligado a seguir fielmente lo que sabe que es justo y recto.

La  conciencia debe estar iluminada por el Espíritu Santo y  a su vez con el don de la sabiduría , con el  don del discernimiento  y además es  necesario  fomentar  una vida de  oración que lo lleve a una comunión con Dios; el examen de conciencia, educación de la Voluntad, que se tenga acceso fácil  a un acompañamiento espiritual por un sacerdote  y una buena guía por parte de los padres . Como una orientación  a los padres de familia  para que realicen una reflexión sobre  la  educación de la conciencia me parece oportuno  poner en conocimiento estas preguntas   que  fueron planteadas en una Escuela de Padres y cuyo Proyecto se llama Familia.

“1.¿Qué pasos iniciales hay que dar para comenzar un plan concreto para formar la conciencia de nuestros hijos?
2.¿Qué cambios sustanciales tenemos que dar como matrimonio en la formación de la conciencia de nuestros hijos?  ¿Qué necesitamos hacer o dejar de hacer?

3.Si la vida de gracia y la oración son imprescindibles para el "mantenimiento" de una sana conciencia, ¿qué proponemos para que estos medios sean atractivos y constantes en nuestra vida?

4.¿A qué nos comprometemos para dar un seguimiento efectivo a nuestra búsqueda común por una conciencia recta?”

En relación a la formación de la conciencia en las facultades de Salud se debe fomentar el respeto a la fragilidad humana, el respeto  hacia la vulnerabilidad del paciente y hacerles énfasis en que  la toma de decisiones  éticas que  giran en torno a la vida humana  tienen vínculo directo con el amor y la caridad.

Y como Pro-vida unamos nuestros esfuerzos a la voz de los Obispos Mexicanos que nos  exhortan de la siguiente manera” No tengamos miedo de defender la vida mediante una movilización de las conciencias a favor de la cultura de la Vida”

Oración del día


Padre Santo   ten misericordia  de todos aquellos que se han apartado de la fe, de aquellos  que  no te han reconocido como Dios, de todos aquellos que no han tenido una experiencia de tu amor y que están llevando a muchos a la perdición y a tomar decisiones equivocadas porque “su conciencia está marcado con el hierro de sus malas acciones” 1 Timoteo 4:2 .   Toca su corazón  para que se incentiven a una conversión, a un nuevo nacimiento, para que tengan una conciencia recta  que opte por el amor y por el respeto a toda vida humana.

ORACIÓN POR LA VIDA


Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

ORACIÓN ECUMÉNICA


OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

Enlaces de interés


Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)


No hay comentarios:

Publicar un comentario