Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

sábado, 11 de octubre de 2014

40 días por la vida 2014_2 día 19

40 Días por la Vida
Segunda Jornada 2014
24 de Septiembre al 2 de Noviembre

Todo lo que se opone a la vida, como los homicidios de cualquier clase, los genocidios, el aborto, la eutanasia y el mismo suicidio voluntario; todo lo que viola la integridad de la persona humana, como las mutilaciones, las torturas corporales y mentales, incluso los intentos de coacción psicológica; todo lo que ofende a la dignidad humana, como las condiciones infrahumanas de vida, los encarcelamientos arbitrarios, las deportaciones, la esclavitud, la prostitución, la trata de blancas y de jóvenes; también las condiciones degradantes de trabajo en las que los obreros son tratados como meros instrumentos de lucro, no como personas libres y responsables; todas estas cosas y otras semejantes, son ciertamente infamantes, corrompen la civilización humana, deshonran más a quienes las practican que a quienes padecen la injusticia y son totalmente contrarios al honor debido al Creador.
                                                                                   
SAN JUAN PABLO II
Encíclica Evangelium vitae

Panamá_ Marta Ester Pretto - martaedecastrellon@yahoo.com   

Usualmente, las instrucciones más sencillas me resultan complicadas; discúlpeme…  Considerando que, el tema central de esta campaña es "El derecho a vivir", les comparto lo siguiente, con el deseo de que les sea de utilidad:

REFLEXIÓN:


Queridos hermanos, cuando pensamos en el derecho de existir de niños y niñas, nos referimos a su vida, en su auténtica capacidad humana.   

Si no hay cariño, NO hay vida, toda vez que la médula de la vida es el cariño... He ahí el meollo del gran flagelo que vivimos, pues "se fabrican bebés NO deseados", producto del sexo desenfrenado, donde no existe otra cosa que satisfacer la carne; es entonces, cuando mentes retorcidas e inhumanas - dominadas por el maligno - deciden a su antojo la vida del ser que, pecaminosamente engendraron, privándole de crecer, aprender, jugar, razonar, inventar y madurar por sí mismo; manifestarse libremente, producir, edificar, VIVIR, amar y ser amado -  sin golpes, agresiones o castigos -  porque, apenas han empezado a formarse, ya son brutalmente condenados a morir; ya son despojados del cuidado y la ternura, del cariño y la paciencia que familiares, amigos, vecinos y semejantes les podrían haber proporcionado, en el tiempo y lugar que les hubiese correspondido nacer...

El derecho a la vida es contemplación, tolerancia y respeto; es entender que todos los seres humanos transitamos senderos propios que se contraponen y perfeccionan, que se fusionan y disuelven...

El derecho a la vida significa un nombre propio, un espacio indispensable, calmo y apacible, sin angustias ni ansiedades;  significa ayuda, seguridad, amparo, ética, ciudadanía y formación.

Interrumpir la vida de un bebé por medio del aborto, o permitir la eutanasia bajo cualquier circunstancia; perseguir a los Cristianos y ejecutarlos de la manera más horripilante y brutal; fomentar la guerra implacable y ferozmente, es desafiar a Dios, al ÚNICO Dueño y Señor de la VIDA y de TODO lo Creado, ¡AMÉN!

MOTIVACIÓN:


Fueron innumerables las intervenciones del Papa Juan Pablo II a favor de la vida…  En 1991 un cónclave extraordinario de Cardenales subrayó la gravedad de los ataques contra la vida, y pidió al Papa un documento dedicado a defender el valor de la vida humana y su inviolabilidad; y ese mismo año SS Juan Pablo II envió una carta a todos los Obispos del mundo en la cual hacía énfasis sobre esta gravedad, y para su más amplia comprensión, incluyo aquí un párrafo de dicha carta en el N. 5, por medio del cual llama la atención a TODOS sobre esta excepcional semejanza…

“Así como hace un siglo la clase obrera estaba oprimida en sus derechos fundamentales, y la Iglesia tomó su defensa con gran valentía, proclamando los derechos sacrosantos de la persona del trabajador, así ahora, cuando otra categoría de personas está oprimida en su derecho fundamental a la vida, la Iglesia siente el deber de dar voz, con la misma valentía, a quien no tiene voz.  El suyo es el clamor evangélico en defensa de los pobres del mundo y de quienes son amenazados, despreciados y oprimidos en sus derechos humanos.”

ORACIÓN:
Ángel del Señor
protégenos de los hombres enfermos
de avaricia y de maldad, que buscan
esclavizar a los justos.
Líbranos de los deseos del Demonio
del Exterminio.
Líbranos de las pérdidas
y de la destrucción.
Líbranos de la infelicidad de la guerra.
Ayúdanos a percibir el amor
que hay en el Universo y hacernos eco
de él para reproducirlo hasta el último
rincón de la tierra.  Amén



ORACIÓN POR LA VIDA


Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

ORACIÓN ECUMÉNICA


OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

 

Enlaces de interés


Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)



No hay comentarios:

Publicar un comentario