Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

sábado, 13 de octubre de 2012

40d por la Vida 2012 II - 19


Cuarenta días por la Vida
26 de Setiembre al 4 de Noviembre 2012
Día 19 – 14/10/2012

Ecuador_Padre Juan chávez - johamkarl@hotmail.com


“El Padre del cielo no quiere que se pierda ni uno solo de estos pequeños”.

Mt 18,14
Reflexión

Estas palabras de Jesús se dirigen a los que en la humanidad son los más despreciados y abandonados por los hombres. Pero Dios los tiene siempre en cuenta en su corazón. Para El son los importantes en su reino. Y ahora ¿quiénes son esos pequeños? SON los niños por nacer, los que están en el vientre de sus madres. Los pequeños además son las segundas víctimas del aborto: las mujeres. Abandonadas a su suerte por el hombre y la familia y condenadas a una vida de destrucción personal por el Síndrome Post aborto.

Oración del día

ORAMOS POR LOS BEBÉS POR NACER Y POR SUS MADRES, EN ESPECIAL POR LOS QUE HAN SUFRIDO EL CRIMEN DEL ABORTO.

Motivación del día

Dos casos que vemos muy frecuentemente: Una madre que por un embarazo inesperado sufre la presión de eliminar a su pequeño pero que gracias a Dios recibe una ayuda oportuna y toma conciencia de su maternidad y acepta, como la Virgen María, seguir su maternidad y tomar a su hijo como un regalo de Dios.

Y segundo caso: En las mismas condiciones una madre está tentada a abortar y solo recibe presión para esta muerte de su bebé y de su corazón y como no hay nadie quien le diga NO LO HAGAS, acepta estas muertes.

En esta tensión estamos luchando en estos momentos en nuestro continente. Unos por la vida y otros por la muerte. Es una verdadera GUERRA. Es un atentado directo contra el niño y la maternidad. Detrás de estas acciones hay una IDEOLOGIA DE MUERTE, llamada ahora suavemente, de GENERO. Con programas que hipócritamente, con nombres aparentemente positivios buscan la destrucción de vidas humanas. Estos términos son salud sexual y reproductiva, derecho del cuerpo, empoderamiento de la mujer y otros.

En esta guerra desigual nosotros ¿ESTAMOS HACIENDO ALGO?: El peor pecado sería CALLAR, PASAR INDIFERENTES como lo hicieron el sacerdote judío y el levita ante la víctima de ese asalto (Lc 10, 25-37). Dejar matar es peor, dejar que esta situación se agrave es NUESTRA RESPONSABILIDAD. Ya empezó Uruguay seguirán los demás países. Puede ser que no podremos detener la avalancha de muerte con la legalización del aborto. Pero eso no quiere decir que está todo perdido. Luchar por cambiar la mentalidad, por instaurar la Vida en el continente es una tarea que no se acaba. Lo que quiere Dios es que ofrezcamos nuestra vida por esta CAUSA DE DIOS. Sin desmayar, sin desanimarnos, sin cansarnos, mirar con esperanza el mañana. Pongámonos departe de Dios, de Cristo, de los santos, de la Verdad. Como dice el libro del apocalipsis: “La salvación, la gloria y el poder pertenecen a nuestro Dios” (Ap 19, 1) y más adelante dice: “muerte y abismo son arrojados al estanque de fuego” (Ap 20, 14)

Estamos en el camino de Dios, estamos en la Causa de Dios. Sigamos luchando. No teman yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin del mundo.

ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

Enlaces de interés:

Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario