Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

lunes, 17 de octubre de 2011

40 días por la Vida 2011_02_21


Cuarenta días por la Vida
28 de Setiembre al 6 de Noviembre 2011
Día 21
18/10/2011

México_Guetty Rafaela Colin Acevedo

“No es lícito matar a otro, aunque éste lo pida y lo quiera y no pueda ya vivir”.


SAN AGUSTÍN


Reflexión


Jesús sufrió en silencio el dolor de las espinas que penetraban Su cabeza.

Oración del día


Oremos por las personas que son indiferentes ante la cultura de la vida, por todos aquellos que están envueltos en el relativismo, en el pensar que mientras no les afecte a ellos respetan la libertad de los demás.

Oremos también por los que con engaños apoyan la cultura de la muerte, para que el dolor que Cristo vivió por nosotros durante su pasión, permita que se les caiga el velo a quienes viven engañados y, en adelante, apoyen la cultura de la vida con plena convicción.


Motivación del día

La cultura de la muerte está llena de contradicciones. Por un lado dicen luchar por el derecho al aborto y se olvidan del derecho fundamental del bebé a la vida, de la misma madre que han orillado a abortar y a la cual abandonan una vez que abortó; luchan por el derecho a la muerte asistida, pero se olvidan de dar oportunidad al enfermo de reflexionar sobre su vida, ofrecer el sufrimiento, pasar los últimos momentos con sus seres queridos, etc.

Recientemente pasó algo que me sorprendió. Una mujer que llevaba una vida liberal, es decir, tenía relaciones con su pareja en turno hasta que se casó. Sin embargo, al momento de buscar un hijo con su esposo, recurrió a la fertilización asistida. Este hecho casi no lo podía creer. Ella estuvo dispuesta tener relaciones con la pareja en turno, pero al momento de buscar un hijo, prefirió que fuera por métodos artificiales. Y, como todos sabemos, la fertilización asistida va de la mano con el aborto, pues los óvulos fecundados “sobrantes” se desechan, se congelan o se experimenta con ellos. Así que por un lado la cultura de la muerte lucha por la satisfacción personal, por hacernos creer que amar es igual a tener sexo y que un condón equivale a “sexo seguro”. Por otro lado, cuando llega el momento de pensar en los hijos, momento que debería ser una total entrega de amor entre los esposos sabiéndose bendecidos por Dios, mejor se recurre a lo artificial, pues así puedes escoger el sexo del bebé, desechar los “productos defectuosos”, etc.

Lo anterior nos muestra la importancia de estar atentos para identificar los momentos en que la cultura de la muerte intenta hacerse parte de nuestra vida, ya sea a través del aborto o de algo aparentemente provida como lo es la fertilización artificial. No nos dejemos engañar por medias verdades. Hagamos nuestra parte orando y por la vida, educando a favor de la vida, dando testimonio y siendo congruentes con las enseñanzas de Cristo.



ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

Enlaces de interés:

No hay comentarios:

Publicar un comentario