Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

lunes, 14 de marzo de 2011

Cuarenta Días por la Vida 2011_1_30

Cuarenta días por la Vida
13 de Febrero al 24 de Marzo 2011
Día 30

Lunes, 14 de marzo de 2011
Paraguay_Patricia Stanley - p.stanley@stanley.com.py

«El futuro de la humanidad se fragua en la familia.» .

Juan Pablo II

Reflexión

¡Cristo ha Resucitado! Por su Resurrección, Él ha destruido el poder de la muerte, y por ende el poder del aborto. El resultado de esta batalla por la Vida ya ha sido decidida: ¡La Vida es victoriosa!

Oración del día

Oremos por todos los hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana y por sus flageladores, para que se acojan al Corazón Misericordioso del Padre.

Motivación del día

El día que me invitaron a escribir la motivación del día 30 me emocione mucho, puesto que es el día que nació mi hija Mariana, el día que me convertí en madre. Hoy hace 14 años, y voy hacer la reflexión desde la alegría de ser madre.

Recuerdo, el arrobamiento que sentí cuando la trajeron a mis brazos; vino el pediatra a mostrármela, y ella vino con los ojos enormes y muy abiertos. Hasta hoy tiene unos ojos hermosos.

Este recuerdo se me quedo grabado en el corazón, y el amor que sentí por mi amada hija. Ninguna madre que vea los ojos de sus hijos puede matarlos, puesto que al verlos nace en nosotras las madres, una fuente inagotable de amor. Y por ello nos une con toda fuerza a Dios nuestro Señor y Creador que es puro amor.

Me gustaría compartir con todos Uds., la vida del Padre fundador de Schoenstatt el padre José Kentenich, cuya vida fue marcada desde su nacimiento por situaciones de prueba que templaron su personalidad y lo unieron íntimamente a Dios y a María Santísima.

Su madre, quien debió afrontar sola la maternidad, ya desde su seno lo consagró a María de quien era muy devota.

A los 8 años su madre no podía ocuparse directamente de su educación, por ello a los nueve años lo llevo al orfelinato de Oberhausen, y allí frente, a la imagen de la Santísima Virgen se lo entrego para que Ella lo educara.

José niño hizo suya esta consagración y se entrego totalmente a la Virgen. Más tarde dice, que esta fue una experiencia decisiva en su juventud, que marcó profundamente su vida. El tomó en serio esta entrega a la Virgen, y Ella se manifestó como su Madre y Educadora, como mediadora de muchas gracias y bendiciones.

Qué hubiese pasado si la madre del padre Kentenich hubiese decidido abortar, y no asumir todas las consecuencias de una maternidad soltera en el tiempo que le toco vivir. Y que hubiese pasado si no lo hubiese consagrado a Maria.
El Padre Kentenich nos regaló: “Recuerden siempre la sencilla verdad: Dios es Padre, Dios en bueno, bueno es todo lo que él hace. Si conserva esto, domina la vida y llega a ser fuente de bendición para muchos”.

Dios tiene un plan de amor para cada uno de nosotros, cada ser humano es un reflejo del amor de Dios, cada vida cuenta, recemos para que ese plan se cumpla con cada vida que es concebida.
¡ La Vida es Victoriosa!, porque Vida es Amor.

ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:

mira, Padre el número inmenso de niños

a quienes se impide nacer,

de pobres a quienes se hace difícil vivir,

de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,

de ancianos y enfermos muertos

a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.

Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor

a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.

Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,

la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia

y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,

para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,

la civilización de la verdad y del amor,

para alabanza y gloria de tu Nombre.

Amén


ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,

Madre de los vivientes,

a Ti confiamos la causa de la vida:

mira Madre el número inmenso de niños

a quienes se impide nacer,

de pobres a quienes se hace difícil vivir,

de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,

de ancianos y enfermos muertos

a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.

Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar

con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo

el Evangelio de la vida.

Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,

la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia

y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,

para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,

la civilización de la verdad y del amor,

para alabanza y gloria de Dios Creador

y amante de la vida.

Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana


Enlaces de interés:

¿Para qué el ayuno?


Conocer más sobre esta campaña


Conocer los coordinadores por países


Unirse a la campaña


Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)


Ver todos los mensajes de la presente campaña

No hay comentarios:

Publicar un comentario