Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

sábado, 9 de octubre de 2010

40 Días por la Vida - 19

Cuarenta días por la Vida
22 de Septiembre al 31 de Octubre 2010

Domingo, 10 de Octubre de 2010

Dios, Señor de la vida, ha confiado a los hombres la insigne misión de proteger la vida, que se ha de llevar a cabo de un modo digno del hombre. Por ello, la vida ya concebida ha de ser salvaguardada con extremados cuidados; el aborto y el infanticidio son crímenes abominables.

CONCILIO VATICANO II

Reflexión

¿Qué implica ser próvida?

Intención del día

Roguemos al Dios de la Vida para que nuestra labor logre advertir a la sociedad, sobre las mentiras y el engaño que está detrás de las leyes que aparentemente pretenden ayudar a la mujer. Como también para que toda la comunidad próvida responda a las exigencias de ayuda integral a las madres gestantes.

Motivación del día

Zeira Becerra
Colombia


Del aborto podemos referenciar muchos aspectos, entre ellos, la muerte de un ser humano indefenso e inocente, un drama para la madre, y en muchos casos también para el padre; ninguno de estos aspectos es positivo, sin embargo cada día parece ser mas ‘’normal’’ pues lo presentan como una necesidad o un derecho. ¿Por qué?

"El feminismo radical, la ideología de género y los abortistas se han beneficiado con el discurso maternidad-pobreza, ya que ha sido "la fachada perfecta para promover el aborto sin hacer evidente el control natal y la millonaria industria que se esconde detrás".

Abortar los hijos “no deseados” y tener sólo los “deseados” es lo que ellos llaman “derechos sexuales y reproductivos”.

"Tristemente cuando ellos sugieren que sólo nazcan los ‘hijos deseados’, están promoviendo la muerte de los hijos de los pobres, y de los niños con alguna discapacidad física. Como si la Vida fuese descartable.

En el tiempo que llevo en la defensa de la Vida he conocido muchos casos de parejas o chicas que inesperadamente se dan cuenta de que han engendrado un niño, incluso he atendido casos de violación, en los cuales, por supuesto les invade la incertidumbre ante todo lo que ello implica, un gran porcentaje considera el aborto por razones económicas, por falta de trabajo, por falta de apoyo de la pareja; en otras palabras por la presión social que les dice cínicamente: "tu hijo es el problema”, “tu hijo no te dejara progresar”, “los hijos son una carga”, “los hijos son la causa de la pobreza”, “vas a fracasar si continuas con la gestación, si le dejas nacer…”

He sido testigo de tres maneras efectivas de frenar este pensamiento que las ronda: la primera es la verdad, ya nos los dice Jesús: “La Verdad os hará libre” (Jn. 8,32). Cuando en el mismo quirófano les podía explicar realmente como eran los procedimientos, por los que pasarían ellas y especialmente sus bebes, así y los riegos existentes para su salud, el 9 de 10 me decían: “Si es así no quiero”.

La segunda forma; ha sido brindar apoyo total; apoyo emocional, espiritual y económico para que aquella dificultad que les hace ver el aborto como la única salida, desaparezca. Esto no es tarea fácil, pero sí nos llamamos defensores de la Vida debemos defenderla a toda costa, de lo contrario podemos sólo identificarnos con el discurso provida pero no con las acciones que la salvan. Salvar los bebés y sus mamitas implica nuestro compromiso sin reservas.

Y la tercera; es la oración, recuerdo un día en el abortorio, estaban tres madres, una de seis meses de gestación y las otras de cinco, y como no me fue posible acercarme a ellas para persuadirlas de lo que les iba a suceder, decidí encerrarme en aquel quirófano, ponerme de rodillas e implorar a Dios por esos bebes, al levantarme de allí, para la Gloria de Dios, dos de las mamitas repentinamente se habían arrepentido de hacerlo.
Por eso, hermanos, sigamos firmes en la oración, ésta llega donde nosotros físicamente no podemos; como escribió Santa Faustina en su Diario Espiritual (#163). Les animo en esta campaña, cuarta para Colombia, a hacer presencia constante frente a estos lugares de muerte.

Doy gracias a Dios por todos ustedes.

Bendiciones y Sí a la Vida
Zeira Becerra Fernández
Fundación Vida en Misericordia
www.vidaenmi.org

ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor,a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II
Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolablede la Vida Humana


Enlaces de interés:


Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario