Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

jueves, 29 de enero de 2009

Día 39


Día 39


Lunes, 23 de Marzo de 2009


Me parece fácil que un padre tenga hijos, pero me parece muy difícil que los hijos tengan un verdadero padre”.


JUAN XXIII


Reflexión


Cuando Jesús fue Bautizado, la voz del Padre se escuchó decir: " Este es Mi Hijo amado, en quien me complazco." Todos hemos sido llamados a ser hijos adoptivos de Dios por medio del Bautismo.


Intención del día


Oramos para que los niños en el vientre de sus madres sean protegidos, para que puedan nacer y ser bienvenidos a la comunidad Cristiana por medio del Bautismo.


Motivación del día


Cuando el aborto es considerado un bien Nos acercamos al último día de esta maravillosa campaña en pos de la Vida, de la vida de todo ser humano, pero especialmente de los más pequeños e indefensos, los niños por nacer, y sus mamás. Ha sido muy grato ver la participación activa de muchas personas de tantos países que se han unido por esta causa. Esta es la Semana de la Vida y ya comenzaron las actividades. Aquí en Perú la ciudad de Piura el día de ayer, 22 de marzo, abrió la semana con una marcha, en Lima se realizará el día sábado 28 de marzo, como también en la ciudad de Arequipa.
Durante estos casi 40 días hemos reflexionado acerca del valor de la vida humana, sobre la deshumanización de la persona, la pérdida de dignidad, sobre las causas y consecuencias del aborto, sobre los intereses económicos, políticos y de poder que hay detrás, etc. Pero aquí todos entendemos de que estamos hablando, tenemos interés en informarnos y buscamos la manera de hacer oír nuestra voz en defensa de los derechos de los niños aun no nacidos. Sabemos que el aborto es un mal gravísimo, que se trata de un asesinato a sueldo y sangre fría, que hay otra víctima que es la madre, pero los que buscan legalizarlo y los países donde ha sido legalizado lo ven como un bien. El aborto para ellos es la solución para los “embarazos no deseados”, para el embarazo resultante de una violación, para los niños que vienen con una discapacidad o malformación o los niños que se van a ver expuestos a la pobreza. El aborto ha sido legalizado por etapas, hasta las 14 semanas de desarrollo, hasta las 20 o 22 semanas, o hasta los 9 meses. Parece que el ser humano es más digno según su tamaño. La eutanasia es llamada “muerte dulce” o “muerte digna”, para evitar el sufrimiento por enfermedad o vejez. Con la fertilización in vitro podemos pedir bebés de diseño o listos para usar.
El ser humano ha sido cosificado, ha sido reducido a niveles de utilidad. Naces si me apetece, naces porque me vas a servir, naces para hacerme feliz, porque tengo derecho a ser madre o padre. Así también te elimino porque me estorbas, porque ahora no es el momento, porque no quiero enfrentarme a una vida de sacrificios por tu discapacidad o malformación, porque el producto de la fecundación no es lo que solicité, y al final de la vida porque ya estas muy viejo, porque tu enfermedad me pone muy triste, o porque ya estoy cansado. Sólo desde esta perspectiva podemos entender (no aceptar) porque el aborto puede ser visto como un bien. Porque el fin último es una felicidad egoísta, el más crudo hedonismo. La felicidad gira alrededor de la satisfacción inmediata, del mero placer de los sentidos en el profundo fango del yo. Estamos todos invitados a participar activamente en el movimiento Pro Vida. Ayudemos a los que aún no se han detenido a pensar un poco en este tema a abrir sus mentes y corazones al maravilloso milagro de la vida, a la verdadera felicidad que Dios Padre y Creador de la Vida quiere para nosotros, a amarnos unos a otros aunque el prójimo sea pequeñísimo y aun no podamos verlo.


ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

OH María, aurora del mundo nuevo, Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

No hay comentarios:

Publicar un comentario