Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

jueves, 29 de enero de 2009

Día 40


Día 40

Martes, 24 de Marzo de 2009

Yo no rezo para conseguir éxito. Pido fidelidad.

MADRE TERESA DE CALCULTA

Reflexión

Jesús dijo: "El que recibe a un niño como éste, a mi me recibe”.

Intención del día

Oremos para que la luz de la esperanza en el cielo ilumine nuestras vidas para poder vivir con alegría la cruz de cada día.

Motivación del día

La defensa de la vida es respuesta a una llamada de lo que sucede a nuestro alrededor, respuesta que surge de nuestra humanidad y que puede, sin duda, dar cualquier persona de buena voluntad.
Pero el fundamento del por qué defender con tanta convicción la dignidad y la vida de cada ser humano, alcanza su plenitud en la fe en Cristo:La vida del Hombre es sagrada, porque ha sido creado por Dios, creado a Su imagen y semejanza, y para una vocación eterna: la de vivir eternamente junto a Él.
Para cada uno de nosotros, Dios tiene un proyecto único de amor.Y como toda la Revelación, alcanza su plenitud en el sacrificio de Jesús: la vida de cada ser humano es sagrada, porque Él mismo derramó Su sangre por cada uno de los seres humanos que Dios llamó a la vida. Es por eso que para los militantes pro-vida, la defensa de la vida es más que una tarea que nos imponen las circunstancias y los signos de los tiempos: es un apostolado, que consiste en mostrar al mundo la imagen de Dios en cada uno de los seres humanos.
Como todo apostolado, no está exento de espinas. ¿Quién no sufrió el fracaso pese a todos sus esfuerzos? ¿quién no se sintió abrumado por el mal que como una roca cae un día sobre nosotros con todo su peso? Pero sabemos que el triunfo corresponde a Cristo. Él ya venció el mal cargando con la cruz y con su Resurrección. A nosotros solo resta hacer todo lo que esté a nuestro alcance y unir todos nuestros esfuerzos a su cruz.
Dice Santa Gianna Beretta Molla sobre el apostolado: “Trabajar, sacarificarse...sólo para la gloria de Dios. Sembrar, esparcir nuestra pequeña semilla sin cansarnos nunca... Trabajemos siempre con generosidad, con humildad; no pretendamos ver enseguida los frutos de nuestro trabajo. Lo que importa es trabajar, sin dormirse.... y si después de haber trabajado del mejor modo posible viene un fracaso, aceptémoslo generosamente. Un fracaso bien aceptado por un apóstol que había desplegado todos los medios para tener éxito, hace más por la salvación que un triunfo.” La semana pasada se aprobó en Uruguay la ley de Voluntad Anticipada, que abre la puerta a la eutanasia. Pasamos días enteros intentando explicar a los legisladores el peligro de esa ley, pero aun así no fue suficiente, y pese a todos nuestros esfuerzos, la ley fue aprobada. A pesar de la tristeza y desazón que nos provoca, las palabras de esta gran santa nos dieron una gran serenidad y esperanza.Quiera el Señor recibir el sacrificio de quienes dejaron tiempo de su vida, trabajo y familia para defender a quienes están en las últimas etapas de su vida, y de quienes trabajan por la vida día a día en todas partes del mundo, unirlo en esta Cuaresma a su cruz, y convertirlo en materia prima de salvación.
ORACIÓN ECUMÉNICA
OH Señor,a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertosa causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén
ORACIÓN POR LA VIDA
OH María, aurora del mundo nuevo, Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador y amante de la vida.
Amén
Juan Pablo II

No hay comentarios:

Publicar un comentario