Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

jueves, 29 de enero de 2009

Día 30


Día 30
Sábado, 14 de Marzo de 2009
El médico que opte por practicar un aborto, lo hace, o por falta de preparación o estudio, o por intereses económicos, que es lo mas seguro. El gabán blanco no da una licencia para matar. Es obligación luchar por las dos vidas, la de la mamá y la del bebé. De lo contrario, se estará cometiendo un infanticidio prenatal”.
Dr. Rafael José Cabrera Artola
Reflexión
Es peculiar la responsabilidad confiada a todo el personal sanitario: médicos, farmaceúticos, enfermeros, capellanes, religiosos y religiosas, personal administrativo y voluntarios. Su profesión les exige ser custodios y servidores de la vida humana. En el contexto cultural y social actual, en que la ciencia y la medicina corren el riesgo de perder su dimensión ética original, ellos pueden estar a veces fuertemente tentados de convertirse en manipuladores de la vida o incluso en agentes de la muerte. (E.V. 89).
Intención del día
Oremos por la conversión de los corazones de todo el personal sanitario, en especial de los médicos que han optado por la cultura de la muerte, para que encuentren la Misericordia del Señor y se incorporen a la Civilización del Amor. “No necesitan médicos los que están sanos, sino los que están mal. No he venido a llamar a conversión a justos, sino a pecadores”. (Lc.5, 31,32)
Motivación del día
De nuevo resuenan las lúgubres notas que reclaman frenéticamente la sangre de inocentes no nacidos. Voces despiadadas, satánicas, mantas, carteles, pregones, claman el derecho a matar pidiendo a nuestros representantes que las legislaciones liberen de sanciones penales a la infamante figura del aborto. La vida está en peligro, no sólo la vida que comienza, sino en toda la parábola existencial. Así se expresaba el Cardenal Alfonso López Trujillo, (q.e.p.d.) quien fue Presidente del Pontificio Consejo para la Familia, quien considera no sólo el crimen del aborto que elimina vidas humanas por millones, sino también, la vida que va al ocaso terreno, la que padece enfermedades graves.
50 millones de vidas se pierden cada año, o más, si se tiene en cuenta el uso de abortivos como la píldora RU-486, la píldora del día siguiente, cuya capacidad de destruir el embrión humano no se puede ocultar y el empleo de inmensas cantidades de contraceptivos que tienen también efectos abortivos. Es un fenómeno trágico de enormes proporciones que podría alcanzar cifras como si anualmente Italia desapareciera. Y, progresivamente, el avanc e de una creciente despreocupación, hasta el letargo difundido de la conciencia en un espantoso fenómeno de confusión conceptual y de degrado moral que llevó al Papa Juan Pablo II, a poner el dedo en la llaga, que lo movió a la denuncia, la más expresiva de su histórica Encíclica:
EL DELITO SE HA CONVERTIDO EN DERECHO. (E.V. 11).
TENEMOS DERECHO AL ABORTO. Como si el matar (abortar es matar) fuese un derecho. ¿Que dicen nuestros juristas? ¿Que dicen las personas de buena voluntad? Si se establece el derecho a matar y en este caso, niños inocentes no nacidos, ¿que puede esperar la sociedad? MI VIDA VALE MAS. Considero esto la más denigrante violación del primordial derecho humano, el derecho a la vida, así como la más cruel destrucción del principio de equidad, justicia, igualdad,20solidaridad y la más grave agresión a la dignidad humana. Es la reafirmación del más bajo instinto de dominio, agresividad, poder. La manifestación del más abyecto egoísmo y desprecio hacia el débil, el indefenso, el inocente, el más pobre entre los pobres, que solo cuenta con el calor, seguridad, alimentación que le brinda el vientre de su madre. También es la más violenta agresión contra la mujer, al decirle que la vida de su hijo vale menos que la de ella y del resto de miembros de la humanidad, induciéndola a que mate a su propio hijo.
¿QUÉ SI HUBO VIOLACIÓN? ¿Acaso el bebé engendrado, ha de tener que pagar con pena de muerte el delito de otro, el delito del violador? ¿Acaso la madre que acepta asesinar a su propio hijo ha de pagar con la pena y la culpa que le acompañará el resto de su vida, que le causará severos daños psíquicos, físicos y la expondrá enfermedades como el cáncer de mama o suicidio, años mas tarde?
¿QUÉ SI LA MADRE PADECE ALGUNA ENFERMEDAD? ¿Acaso el aborto le curará esa enfermedad? Jamás. La medicina actual considera la atención a la embarazada en su carácter de binomio materno-fetal, asegurando el bienestar de ambas vidas. Se puede llevar al bebé a viabilidad y atender la enfermedad de la madre con soluciones de vida para ambos. El aborto no cura a nadie y siempre mata a uno de los dos, al bebé. Así que jamás puede ser terapéutico, pues no cura, sino todo lo contrario, mata.
¿QUÉ SI EL BEBÉ EN EL VIENTRE MATERNO ESTÁ ENFERMO O TIENE UNA MALFORMACIÓN? ¿Acaso el tener una malformación, es penado con la muerte? ¿Los discapacitados no tienen derecho a la vida? Por extensión podrían dictarse en el futuro leyes para matar a todos los que tengan malformaciones, discapacidades, o que en el curso de la vida hayan perdido algB An órgano o miembro. Si el niño tiene posibilidades de nacer con sordera o ceguera, según esta petición, habrá que matarlo. Si se queda ciego o sordo después de nacer, ¿Cuál es la diferencia? ¿Nos adheriremos a la cultura de la muerte? Espero que nuestros legisladores no caigan en las trampas ni los tambores de la muerte obnubilen sus sentidos, y que no acepten ni aprueben la despenalización del aborto, todo lo contrario, que lo penalicen como el crimen nefando que es. No nos dejemos llevar por las obcecadas mentes que claman por la sangre inocente de los niños concebidos y no nacidos. ¡Dios nos proteja y salvaguarde!
Rafael Cabrera
ORACIÓN ECUMÉNICA
OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertosa causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén
ORACIÓN POR LA VIDA
OH María, aurora del mundo nuevo, Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador y amante de la vida.
Amén
Juan Pablo II

No hay comentarios:

Publicar un comentario