Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

jueves, 29 de enero de 2009

Día 11




Día 11


Lunes, 23 de Febrero de 2009


"Estamos combatiendo el aborto a través de la adopción"

BEATA MADRE TERESA DE CALCUTA
Reflexión

El Niño es presentado en el Templo porque el Niño pertenece a Dios. Los niños no le pertenecen ni a los padres ni a un gobierno.

Intención del día

Oremos para que la gente entienda que ellos y todos nosotros, le pertenecemos a Dios.
Motivación del día

Diversidad sexual y "familias"

Hace unos meses se realizó en Miraflores (distrito tradicional de Lima) el V Festival de la Diversidad sexual. Los expositores en sus stands proponían la tolerancia a la diversidad sexual, la posibilidad de las uniones entre personas de un mismo sexo, los métodos para un uso "seguro" de su sexualidad, ITS y VIH, y por supuesto las familias con padres homosexuales.

Si ustedes se dan una vuelta por las páginas de organizaciones que apoyan este tipo de propuestas que nos suenan disparatadas verán que nos hablan del amor, el respeto, la tolerancia, pero ellos no son para nada "tolerantes" con los que pensamos de modo diferente y que somos la mayoría.

Lamentablemente los medios de comunicación, de todas partes del mundo, nos bombardean con mensajes que buscan confundirnos. Nos presentan al amigo gay como el más comprensivo y divertido, un excelente confidente, a las uniones entre homosexuales como una opción. Los niños y adolescentes de nuestras familias ven este tipo de mensajes en las películas, publicidad, dibujos animados y programas de todo tipo, "sensibilizándose" al mensaje.

En las escuelas también se viene proponiendo la homosexualidad como una opción sexual totalmente válida y sana.

Queremos compartir con ustedes un resumen de la experiencia de una mujer que tuvo la desgracia de ser criada por su padre homosexual para que vean los graves daños que esto puede producir en el desarrollo de un ser humano, que realmente necesita un tipo de diversidad, tener una mamá y un papá de diferente sexo.
Una mujer canadiense que fue criada en un hogar homosexual se dedica ahora a asistir a otras personas que atraviesan por la misma situación y a pedir a los gobiernos del mundo que protejan el matrimonio entre hombre y mujer.
Según informa ForumLibertas.org, Dawn Stefanowicz vive en Ontario, Canadá, con su esposo de toda la vida y sus dos hijos, a los que ha educado en casa. Actualmente prepara su autobiografía y desarrolla un ministerio especial desde el sitio web (en inglés) www.dawnstefanowicz.com : Brinda ayuda a otras personas que como ella crecieron a cargo de un padre homosexual y fueron expuestos a este estilo de vida.
"Estuve expuesta a un alto riesgo de enfermedades de transmisión sexual debido al abuso sexual, a los comportamientos de alto riesgo de mi padre y a numerosas parejas", relata.
Según Stefanowicz las "experiencias personales, profesionales y sociales con mi padre no me enseñaron el respeto por la moralidad, la autoridad, el matrimonio o el amor paterno. Me sentía temerosamente acallada porque mi padre no me permitía hablar de él, sus compañeros de casa, su estilo de vida y sus encuentros en esa subcultura. Mientras viví en casa, tuve que vivir según sus reglas". Relata que "desde corta edad, se me expuso a charlas sexualmente explícitas, estilos de vida hedonistas, subculturas GLBT y lugares de vacaciones gay. El sexo me parecía gratuito cuando era niña. Se me expuso a manifestaciones de sexualidad de todo tipo incluyendo sexo en casas de baño, travestismo, sodomía, pornografía, nudismo gay, lesbianismo, bisexualidad, voyeurismo y exhibicionismo. Se aludía al sadomasoquismo y se mostraban algunos aspectos. Las drogas y el alcohol a menudo contribuían a bajar las inhibiciones en las relaciones de mi padre".
"Sí, amaba a mi padre. Pero me sentía abandonada y despreciada porque mi padre me dejaba a menudo para estar varios días con sus compañeros. Sus parejas realmente no se interesaban por mí. Fui dañada por el maltrato doméstico homosexual, las tentativas sexuales con menores y la pérdida de parejas sexuales como si las personas fueran sólo cosas para usar. Busqué consuelo, busqué el amor de mi padre en diversos novios a partir de los 12 años", sostiene. "Mi sanación implicó mirar de frente la realidad, aceptar las consecuencias a largo plazo y ofrecer perdón. ¿Podéis imaginar ser forzados a aceptar relaciones inestables y prácticas sexuales diversas desde corta edad y cómo afectó a mi desarrollo?. Desgraciadamente, hasta que mi padre, sus parejas sexuales y mi madre murieron, no pude hablar públicamente de mis experiencias", explica.
Dawn Stefanowicz fue víctima de la desviación sexual de su padre, y esto se ha legalizado en algunos países y puede suceder en muchos más. Eduquemos a nuestros hijos, debatamos con nuestros amigos y participemos alzando nuestras voces contra esta injusticia que busca la destrucción de las familias. Escribamos a los medios de comunicación y a los auspiciadores de los programas que promueven la homosexualidad para hacerles ver nuestra opinión y que no leeremos, veremos o compraremos sus productos si continúan.



ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo
sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre. Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

OH María,
aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso
de niños a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor, para alabanza y gloria
de Dios Creador y amante de la vida. Amén
Juan Pablo II

No hay comentarios:

Publicar un comentario