Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

domingo, 17 de marzo de 2013

40d por la Vida 2013_I 34


Cuarenta días por la Vida
13 de Febrero al 24 de Marzo 2013
Día 34 – 18/3/2013

Paraguay_Patricia Stanley - p.stanley@stanley.com.py


“La obediencia a Dios en la castidad es lo que libera nuestro ser para amar ¡con plenitud!”.

MARLENE GILLETE IBERN

Reflexión

El Niño es presentado en el Templo porque el Niño pertenece a Dios. Los niños no le pertenecen ni a los padres ni a un gobierno..

Oración del día

Oremos para que toda la gente pueda ver la sabiduría de Sus enseñanzas sobre la dignidad de la vida, y podamos comprender que Sus enseñanzas no son una opinión, sino que son verdad..

Motivación del día

Qué bueno recordar que tener hijos no es un derecho, por lo tanto, no puedo disponer de ellos, no puedo comprarlos, venderlos, alquilarlos y mucho menos matarlos,  es por eso que la humanidad desde sus inicios a considerado como un crimen deleznable el asesinato de un padre o madre por sus hijos.

Hasta que en pleno siglo de las luces el siglo XX, el aborto   paso a ser un derecho, para la mujer. Pregunto si no puedo vender a mi hijo porque puedo matarlo?

De este don de engendrar un ser vivo, un hijo, participo la Virgen María,  y la gran magnificencia de  Dios, que por su infinito amor a la humanidad toda,  hizo que comparta  con nosotros su hijo Jesús  y con él compartir nuestra   naturaleza  humana.
Quiero llamar la atención a lo dicho por el Papa Juan Pablo II:
 “Se ha dicho en forma bella y profunda que nuestro Dios, en su misterio más íntimo, no es una soledad sino una familia, puesto que lleva en sí mismo paternidad, filiación y la esencia de la familia que es el amor” (Juan Pablo II, 28.1.1979).

Esta falta de amor al hijo que cada madre lleva en su seno, que le lleva a asesinarlo, puesto que el aborto es un asesinato,  es fruto de un “modo de pensar, amar y vivir mecanicistas, se caracteriza por su dificultad para entender procesos vitales; reflexiona sobre la realidad  como si ésta fuese una suma de piezas armadas mecánicamente, sin poseer una interrelación ontológica y vital: desgaja las partes del todo y atomiza la realidad.”  (P. Rafael Fernández de A.  1999. Exilio del P. Kentenich)

E Padre José Kentenich no advertida de este  tipo de pensamiento,  mecanisista , que  separa a Dios («el enteramente distinto») de la criatura; abre así un abismo entre naturaleza y gracia. Separa también  lo espiritual de lo sensible y corporal: está enfermo de un racionalismo que gusta de lo ideológico y se aparta de la vida.

El hecho de que  Jesús fuera presentado en el Templo, es buscar que en  nuestra esencia misma somos hijos de Dios,  y por tal  la reflexión de que nuestros hijos no nos pertenecen, no podemos disponer de ellos, no es un derecho nuestro decidir sobre su vida y su muerte, pertenecen a Dios,  desde el momento de su concepción, desde que lo tenemos en nuestro seno como madres. Quien ama, no mata, quien ama protege y como acto de humildad, presenta a su hijo a Dios, que nos conoce desde siempre.


El gran poeta  Kahlil Gibran, lo dice de forma muy bella:

Tus hijos no son tus hijos
  son hijos e hijas de la vida
deseosa de si misma.

No vienen de ti, sino a través de tí
y aunque estén contigo,
no te pertenecen….”

Y, yo  agrego cada niño pertenecen a Dios,  que con infinito amor cuida de nosotros, porque Dios es Padre Dios es Bueno, es bueno todo lo que el hace.

ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

Enlaces de interés:

Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario