Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

miércoles, 29 de febrero de 2012

2012 I: 40 días por la Vida - Día 17


Cuarenta días por la Vida
14 de Febrero al 24 de Marzo 2012
Día 17
1/3/2012

Paraguay_Patricia Stanley - p.stanley@stanley.com.py

“Sólo por hoy haré por lo menos una cosa que no deseo hacer; y si me sintiera ofendido en mis sentimientos, procuraré que nadie se entere”.

JUAN XXIII

Reflexión

María sintió confusión por el saludo del Ángel, sin embargo, se regocijó por cumplir la Voluntad de Dios.

Oración del día

Oremos para que el Espíritu Santo enseñe a todas las personas que desde el momento de la concepción existe en el seno materno un ser humano con vida.

Motivación del día

Es bueno hacer una lectura completa de Lucas, 1, 26-38, para analizar todo lo que represento el Si, de Maria:

“Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo». Ella se conturbó por estas palabras, y discurría qué significaría aquel saludo. El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. El será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin». María respondió al ángel: «¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón?» El ángel le respondió: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios. Mira, también Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez, y este es ya el sexto mes de aquella que llamaban estéril, porque ninguna cosa es imposible para Dios». Dijo María: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra». Y el ángel dejándola se fue.


Es importante  analizar que Maria,  dijo un “Si ”desde la “FE”, porque ella razón y misma cuestiono la posibilidad de tener un hijo “«¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón?». Pero la “FE” en la voluntad de Dios, hace que Maria cumpla su voluntad Dios. Un dato que no debemos dejar pasar es que Dios no impone, su voluntad, pide siempre nuestro concurso, nuestro “Si”.

El “si” de Maria, fue un, si desde la Fe,  Fe en la cual sabemos que Dios no comete errores, como no comete errores, cada niño que trae al mundo. Al cual en primer lugar tiene que proteger su propia madre, pero si ella no lo hace, es deber  que todos los seres humanos protegerlo.

El “Si”, de Maria fue un si valiente, considerando cual era la situación  de la mujeres en la época de Maria, las  mismas no tenían los derechos que hoy poseemos hoy.

Para poner en contexto,  las hijas, hasta los doce años y medio, no podía rechazar un matrimonio impuesto por el padre, como es el caso de Maria. El padre incluso podía vender a su hija como esclava, siempre que no hubiera cumplido los doce años. Los esponsales solían celebrarse muy temprano, por las perspectiva de vida que no llegaban a los 40 años. Al año de ser mayor, la hija celebraba la boda, pasando entonces de la potestad del padre a la del marido.

Maria que según la tradición judía de la época,  tendría entre 15 a 20 años, su “Si” podía tener consecuencias graves para ella, podría  ser repudiada por José,  podía ser apedreada por adultera.  José no lo hizo, por la visita del ángel, pero esto le era desconocido a Maria, al momento de decir  su “Si”,  este Si fue porque que tuvo “Fe”, y acepto la voluntad de Dios, a pesar de que la razón  le diga que era imposible concebir,  acepto  la voluntad de Dios.

Y como dice el Padre Juan Pablo Mendez  con relación al “Si” de Maria: “Aunque su querido José dude, ella vive inmersa en el misterio sin pedir pruebas, vive unida al misterio más radical que existe: Dios. Él sabrá encontrar las soluciones a todos los problemas, pero hacía falta fe, hacía falta abandono total a su voluntad.”

Hoy en el mundo occidental ninguna mujer puede morir apedreada, hoy ninguna mujer va a ser repudiada, sin embargo  hoy,   no aceptamos la voluntad de Dios,  de la importancia de cada niño que viene a este mundo, y en nombre de los derechos de la mujer,  se comete el crimen más abominable, él  de asesinar  a un niño en el vientre de su madre, es mas esa madre, es la que asesina a su hijo en su propio vientre.

Aprendamos de Maria en su “Si”, es  un canto a la confianza en la  amorosa voluntad de Dios, oremos para que cada día podamos decir “hágase en mí según tu palabra».






ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana
Enlaces de interés:

Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario