Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

domingo, 20 de marzo de 2011

Cuarenta Días por la Vida 2011_1_37

Cuarenta días por la Vida
13 de Febrero al 24 de Marzo 2011
Día 37

Lunes, 21 de marzo de 2011
Chile_SUSANA GODOY; sgodoy@uc.cl

“La obediencia a Dios en la castidad es lo que libera nuestro ser para amar ¡con plenitud!”

MARLENE GILLETE IBERN

Reflexión

Al meditar sobre la muerte de Cristo, recordemos las muchas mujeres que han muerto por causa de los supuestos "abortos seguros y legales".

Oración del día

Oramos para que los niños en el vientre de sus madres sean protegidos, para que puedan nacer y ser bienvenidos a la comunidad Cristiana por medio del Bautismo.

Motivación del día

En los días en que vivimos, nuestra sociedad ha relativizado muchos aspectos de la persona humana entre ellos el significado de la sexualidad, banalizándola y separando las vertientes unitivas y procreativas del acto conyugal .

Esta se ha reducido a procesos biológicos relacionados con nuestra condición sexuada, a eventos fisiológicos, a la investigación y promoción de los métodos de contracepción, al desarrollo de técnicas de fecundación asistida, manipulación de embriones y desarrollo de nuevas técnicas cuyo fin último es la obtención de un producto al menor costo posible.

Desde otro punto de vista la legalización del aborto, los derechos sexuales y reproductivos, ponen de manifiesto este escenario lo cual lleva a separar el amor de la sexualidad. Inclusive a nivel educativo la sexualidad se presenta en una mirada disociada debido a que se hipertrofian los aspectos biológicos y preventivos.

A nivel sociocultural la sexualidad se reduce a placer, separando el aspecto unitivo y procreativo. Los medios de comunicación, minimizan la importancia del compromiso, de la donación y se presentan modelos que promueven una vida alejada de un mundo interior, exponiendo la intimidad de las personas.

A nivel educacional se ha minimizado el rol de los padres en la educación de los hijos, reduciéndolo al ámbito de la salud y educativo. Se constituyen distintos modelos de familia, se favorece legalmente la convivencia, se normaliza la visión del divorcio, la contracepción, la instrumentalización de las personas como objeto del placer.

Frente a esta problemática debemos educar a nuestros jóvenes en fortalecer la virtud de la templanza orientándonos a destacar el valor de la castidad como la virtud del amor y, por lo tanto, como la norma que orienta la educación de la sexualidad.

El catecismo de la Iglesia Católica, nos señala: “La castidad significa la integridad lograda de la sexualidad en la persona, y por ello en la unidad interior del hombre en su ser corporal y espiritual”. “Implica un aprendizaje del dominio de sí, que es una pedagogía de la libertad humana” .

Para que esta virtud sea internalizada, es preciso desarrollarla y enseñarla desde la infancia, valorando el pudor en todas sus formas ( en el vestir, actuar, hablar, en la delicadeza de los gestos y actitudes). La castidad tiene leyes de crecimiento. Este crecimiento pasa por la imperfección y muy a menudo por el pecado. El hombre va conociendo, amando y realizando el bien según las diversas etapas de su crecimiento.
La castidad es una virtud que nunca se considera adquirida y hay que esforzarse por lograrla durante toda la vida, al igual que cualquier otra virtud . Es también un don de Dios, una gracia. “Para vivir la castidad, el hombre y la mujer requieren de la iluminación continua del Espíritu Santo” (Sexualidad Humana: Verdad y Significado).

La castidad se vive de formas diferentes según el estado de vida de cada persona. Los matrimonios son llamados a vivir la castidad conyugal, en la fidelidad, amor y entrega desinteresada a su cónyuge; los novios y los solteros son llamados a practicar la castidad en la virginidad o en el celibato consagrado.

Para poder enfrentar adecuadamente la vivencia de la sexualidad, es necesario que los jóvenes se proyecten a mediano y largo plazo respecto a como quieren que sea su vida en la adultez, conectando la sexualidad con una pareja concreta y sacando la sexualidad del relativismo con el cual habitualmente se trata.

Los jóvenes deben estar conscientes de que deben optar por un estilo de vida y esa opción se debe hacer precozmente en la juventud, para poder cumplir con el proyecto o visión futura de ellos mismos, haciéndose desde ya responsables de sus actos y de las consecuencias que derivan de estos.
Es importante que desde adolescentes o desde antes los jóvenes reconozcan y valoricen las diferencias de ser hombre y ser mujer.

La castidad en el pololeo es muy importante, porque permite ir desarrollando la relación en forma libre y natural, experimentando todo lo relacionado con los sentimientos, compartiendo los pensamientos, valores y metas de la pareja.

Al contrario de otras virtudes , la castidad es actualmente desvalorizada, como consecuencia de una cultura “Light”. Para algunos vivir de un modo casto puede ser muy difícil, especialmente cuando se encuentran en situaciones desfavorables. Pero con la gracia de Cristo recibida en el Bautismo y la iluminación continua del Espíritu Santo, es posible. Por lo tanto, es una gracia que hay que pedir mediante la oración y tener una buena disposición del corazón para recibirla y cuidarla.

La castidad es poner la sexualidad al servicio del amor, es la muestra tangible de nuestra capacidad de amar, siendo la custodia del verdadero amor. La castidad permite, finalmente integrar a la persona en un ser corporal y espiritual, permitiéndole en definitiva “ser persona”.

Bibliografía


1. Castilla y Cortázar B. Persona femenina- Persona Masculina. Rescatado el 28-04-2010
http://www.arvo.net/pdf/Persona%20femenina,%20persona%20masculina.htm

2. Catecismo Básico. Virtudes http://www.aciprensa.com/Catecismo/virtudes.htm (Visitado el 3-05-2010)

3. Pontificio Consejo para la Familia, Sexualidad Humana: Verdad y significado. Orientaciones educativas en familia 2005.

4. Ibáñez,D.1999. Hijos Felices. La educación de las Virtudes. Fundación Hacer Familia.pp.79-86.

5. La Virtud de la Prudencia,La Virtud de la Justicia,La Virtud de La Fortaleza, la Virtud de la Templanza, http://www.conferenciaepiscopal.es/documentos/magisterio Juan Pablo II/otros documentos/virtudes.htm. (Visitado el 3-05-2010)

6. Ruiz Retegui, A (1987) La sexualidad Humana. En Amo Gili, a Deontología Biológica. EUNSA. www.unav.es/cdb/dbcapo16a.html


ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:

mira, Padre el número inmenso de niños

a quienes se impide nacer,

de pobres a quienes se hace difícil vivir,

de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,

de ancianos y enfermos muertos

a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.

Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor

a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.

Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,

la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia

y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,

para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,

la civilización de la verdad y del amor,

para alabanza y gloria de tu Nombre.

Amén


ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,

Madre de los vivientes,

a Ti confiamos la causa de la vida:

mira Madre el número inmenso de niños

a quienes se impide nacer,

de pobres a quienes se hace difícil vivir,

de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,

de ancianos y enfermos muertos

a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.

Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar

con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo

el Evangelio de la vida.

Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,

la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia

y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,

para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,

la civilización de la verdad y del amor,

para alabanza y gloria de Dios Creador

y amante de la vida.

Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana


Enlaces de interés:

¿Para qué el ayuno?


Conocer más sobre esta campaña


Conocer los coordinadores por países


Unirse a la campaña


Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)


Ver todos los mensajes de la presente campaña

No hay comentarios:

Publicar un comentario