Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

miércoles, 26 de enero de 2011

EL DERECHO A LA VIDA

El aborto no es un asunto más ...

Las situaciones son similares en todos los lugares, por eso estamos en la época llamada de la globalización. En todos los lugares se cuecen habas y todos pretenden satisfacer sus egoísmos y apetitos. Se antepone mis criterios y mis intereses a los criterio de la Verdad y los intereses de las personas. El hombre ha dejado de ser la criatura por excelencia del Creador, nuestro PADRE DIOS, y ha pasado a constituirse él en centro y señor del universo.

Por eso es capaz de oprimir, esclavizar, explotar, maltratar y hasta matar a su semejante en defensa de su verdad con minúscula. Su corazón se llena de soberbia, envidia, venganza, odio y, enfermo y vacío, deja de amar y se somete a sus propios sentimientos y pasiones. Se pierde en su propia verdad y abandona la Única Verdad que lo libera y le da sentido

Por eso, porque vamos juntos y globalizados debemos experimentar y vivir lo que hoy te pasa a ti y mañana a mí. Porque padecemos la misma enfermedad y, hoy más que nunca, el hombre está enfermo y necesita solidaridad, apoyo y mucha oración.

Desde ahí, quiero compartir con todos ustedes el acontecer diario que vivo en mi país, y las situaciones de lo que está pasando. La vida, la familia y muchas cosas más dependen de un hilo, o mejor, de un voto. Quizás muchos de ustedes no podrán hacerlo, pero podrán prepararse para cuando tengan y puedan hacerlo. A todos nos llega el momento de decidir y debemos estar unidos, al menos en los criterios, para así poder defender mejor la vida, la familia, la libertad y la educación.

No es descabellado pensar (ver aquí) la posibilidad de que el PP alcance mayoría aplastante. Esto supone un poder de hacer y deshacer a su antojo, entre comillas, lo que estimen, de acuerdo con sus ideas y pretensiones. Pero lo que debe ser y debemos exigir es que cumplan lo que prometan y que prometan lo que en el voto, le pidamos.
Es la oportunidad de poder dar la vuelta a un país al borde del disparate, sin transmisión de virtudes y valores morales. Desde nuestras raíces cristianas que encarnan la única verdad del hombre, porque la familia, la fidelidad y responsabilidad que da estabilidad a los hijos, la libertad y el respeto, el derecho a la vida y a la educación, son los pilares donde se fundamenta el bienestar económico, político y espiritual de un país.

 No a la ideología programada por el Estado, hombres que no están en posesión de la verdad y sus vidas lo transparenta y manifiestan: libertades encubiertas (ver aquí), apariencia de derechos que no lo son porque esconden una elección impuesta, educación dirigida por la administración del Estado hacia sus intereses e ideología sino desde la sabiduría de nuestras raíces cristianas que elevan y dignifican al hombre buscando siempre su bien verdadero y su dignidad de persona.

Por eso, estamos en la exigencia de hacer valer nuestro voto (ver aquí): "UN VOTO, NO AL ABORTO, SÍ A LA VIDA, A LA FAMILIA, A LA EDUCACIÓN LIBRE Y A LA LIBERTAD RELIGIOSA".

Es el momento de exigirlo al Sr. Rajoy y con él al PP para que sepan que nuestro voto tiene una condición irrenunciable: "Un voto no al aborto", y sepan a que atenerse. No nos engañemos pensando que quizás lo hagan, sino hagamos valer nuestro voto. Está en nuestras manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario