Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

martes, 16 de marzo de 2010

40 días por la Vida - Día 32

Cuarenta días por la Vida

13 de Febrero al 24 de Marzo 2010

Día 32, sábado, 16 de marzo de 2010

"Para mí, ser progresista es luchar por una legislación que prohíba el aborto.".

MONS. YANES

Reflexión

Las madres están llamadas a ser las primeras defensoras de sus hijos totalmente desamparados que el Señor, Dios de la Vida, les ha confiado a su protección en el seno maternal.

Intención del día

Oremos por las madres para que sean conscientes del inmenso don que el Dios de la vida ha puesto en su seno maternal, y en consecuencia se constituyan en las primeras protectoras de sus hijos y encuentren el apoyo en los padres de sus hijos, en la sociedad y en la Iglesia.

Motivación del día

Padre Miguel Manzanera manzaner@ucbcba.edu.bo
Bolivia

Ya había leído anteriormente el testimonio que Santa Faustina Kovalska transcribe en su diario sobre la gravedad del pecado del aborto a los ojos de Dios. Sin embargo, me ha impactado todavía más al volverlo a leer ahora, después de que en España una ley inicua ha concedido a la madre embarazada el derecho a cometer este “crimen abominable”, tal como el Concilio Vaticano II lo califica (GS 53, 1). Por eso me permito compartir el testimonio con todas las personas que nos dedicamos a la tarea de defender la vida de los seres humanos más indefensos y más inocentes frente a la cruel decisión de sus propias madres.

Sta. Faustina escribe: "Hoy deseaba ardientemente hacer la Hora Santa delante del Santísimo Sacramento, sin embargo la voluntad de Dios fue otra: a las ocho experimente unos dolores tan violentos que tuve que acostarme enseguida, he estado contorsionándome por estos dolores durante tres horas, es decir hasta las once de la noche. Ninguna medicina me alivió, lo que tomaba lo vomitaba, hubo momentos en que los dolores me dejaban sin conocimiento. Jesús me hizo saber que de esta manera he tomado parte en su agonía en el Huerto y que Él mismo había permitido estos sufrimientos en reparación a Dios por las almas asesinadas en el seno de las malas madres`. [...] Ahora sí, entiendo de qué dolores se trata, porque el Señor me lo hizo saber... Sin embargo, al pensar que quizá un día vuelva a sufrir así, me da escalofríos, pero no sé si en el futuro sufriré otra vez de modo similar, lo dejo a Dios, lo que a Dios le agrade enviarme, lo recibiré todo con sumisión y amor. Ojalá pueda con estos sufrimientos salvar del homicidio al menos un alma..." (D. 1276)

Nos acogemos a la Misericordia Divina y por la intercesión de la Virgen de la Dulce Espera pedimos por todas las mujeres que impiden el nacimiento de sus hijos, por todos los políticos que aprueban y por los aborteros que ejecutan estos crueles sacrificios humanos, vergüenza de toda la humanidad.

Oración para todos los días

ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor,a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II
Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolablede la Vida Humana

Enlaces de interés:

Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario