Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

viernes, 30 de octubre de 2009

EL DON MÁS PRECIADO: LA VIDA.


Nuestro primer deseo debe ser amarnos tal y como DIOS nos ha creado. La autoestima es tan necesaria como la vida misma, porque no podemos amar a DIOS si no somos capaces de amar lo que ÉL ha creado. Partiendo de ahí, todo lo demás se puede superar porque es DIOS, que me quiere con locura, quien me acepta primero. ¿Cómo no voy yo a aceptarme tal como soy?

El tomar conciencia de esto nos ayudará a superar muchas cruces en nuestra vida, porque querer quitar las cruces de nuestro camino es querer darle la espalda a JESÚS. El seguidor de JESÚS de Nazaret no puede renunciar a la Cruz, porque sin la Cruz no hay vida cristiana y menos encontrarnos con JESÚS.

Y esto no significa que seguir a JESÚS es aceptar una vida de martirio y sacrificios, sino entender que nuestra vida, queramos o no, está llena, por el pecado, de cruces, miserias y dificultades. Sólo necesitamos mirar para el lado contrario y experimentar que esto sucede en todo ser humano. Tarde o temprano, la misma muerte, tendremos, todos, que sufrir nuestro propio calvario.

Esto, entonces, significa que aceptado nuestro caminar al lado de JESÚS todo se recorre de forma diferente y los sufrimientos, miedos y temores son asumidos y vividos desde la esperanza y el gozo en la Misericordia del PADRE. La vida, ese don tan preciado y regalo de DIOS, cobra todo su sentido cuando es ofrecida a entregarse a la Voluntad del PADRE que la ha creado y la ama hasta dar la vida por ella en su HIJO JESÚS.

Y todo esto porque sentimos desde lo más profundo de nuestro ser una inmensa fuerza de amor que colma todas nuestras ansias de felicidad. El hombre cuando ama con verdadero amor es cuando realmente se siente feliz. Y eso significa que cuando sacamos nuestra semejanza con nuestro Creador, somos amor como ÉL, es cuando realmente somos felices, lo que todos queremos.

Y esto no hace falta madurarlo o reflexionarlo más, porque es tan evidente como la fruta que necesita su tiempo para madurar. Todos lo hemos experimentado y lo experimentamos cada día. Y, al contrario, cuando vamos contra nuestro primario y más importante deseo de amar nos sentimos vacío, insatisfecho y contrariado. Esto, también, a menos que le prestemos un poco de atención, caeremos en la cuenta que nos sucede.

Por lo tanto, la vida es algo tan natural y bueno que no podemos sino sentirnos agradecidos por ser parte de ella, por tener vida, y por darla, en colaboración con nuestro PADRE DIOS, por un acto de amor que nace de lo más profundo de nuestro ser.



Por todo ello debemos animarnos y arrimarnos a defenderla, a pesar de las molestias y sacrificios que nos pueda ocasionar. Ahora, a las puertas de este congreso en Zaragoza, aportemos con nuestra presencia, y si no, con nuestras oraciones, lo más importante, la petición al PADRE que nos de fortaleza, sabiduría y paz para defenderla y estar dispuestos hasta dar la vida por ella.

Desde aquí, y unidos a todos los hermanos blogueros ruego que mañana en la oración del Santo Rosario pidamos por los frutos de este congreso. Y mucha confianza, pues de la mano de María y con la asistencia del ESPÍRITU SANTO la vida será salvada porque la verdad no puede ocultarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario