Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

jueves, 29 de enero de 2009

Día 5



Día 5
Martes, 17 de Febrero de 2009
"El papel específico de los médicos es curar las enfermedades y aliviar los sufrimientos, por ello, cualquier forma de participación de un médico en cualquier acción que pudiera causar la muerte, no es ética porque viola la función del médico"
Revista científica JAMA 298; 2779-2781, 2007
Reflexión
Así como el Cuerpo de Cristo era desganado por los instrumentos de los que lo flagelaban, también los cuerpos de los niños en el vientre de sus madres, son desganados por los instrumentos de los abortistas.
Intención del día
Oremos para que los abortistas se arrepientan por asesinar a los niños.
Motivación del día
Ser madre, ¿es una vocación o un rol? Cuando una madre concibe un hijo, no está representando un rol, un papel de madre… es ya una madre. Tiene una responsabilidad, el hijo que lleva en su seno. Una mujer que concibe a un niño ya es madre. De forma que la mujer que se cuestiona si hacerse un aborto, tan solo elige entre ser madre de un niño vivo o ser madre de un niño muerto. Esta es una verdad irrebatible.
ORACIÓN ECUMÉNICA
OH Señor,a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertosa causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén
ORACIÓN POR LA VIDA
OH María,aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador y amante de la vida.
Amén
Juan Pablo II

No hay comentarios:

Publicar un comentario