Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

jueves, 29 de enero de 2009

Día 22


Día 22

Viernes, 6 de Marzo de 2009

Me parece fácil que un padre tenga hijos, pero me parece muy difícil que los hijos tengan un verdadero padre”.

JUAN XXIII

Reflexión

El aborto terapéutico es la antesala del aborto y de la eutanasia. Los promotores del aborto lo saben, y por eso están empeñados en que se legalice.

Intención del día

Oremos por todos los hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana y por sus flageladores, para que se acojan al Corazón Misericordioso del Padre.

Motivación del día

Seamos lógicos y consecuentes. “Yo soy partidario del aborto”, es decir, yo soy partidario de que se mate a un ser humano inocente. Por tanto,
Yo soy partidario de la injusticia y de la violencia.
Yo soy partidario del infanticidio.
Yo soy partidario de la tiranía y de la ley del más fuerte.
Yo soy partidario de la pena de muerte, incluso de la de un inocente.
Yo soy partidario de la tortura, como lo demuestran las imágenes de “El grito del silencio” del Dr. Nathanson.
Yo soy partidario del genocidio de millones de niños que no llegan a nacer.
Yo estoy en contra del amor, del buscar el bien de la otra persona, por muy pequeña que sea.
Yo soy partidario del maltrato de los niños y de la violencia contra la mujer.
Yo estoy en contra de la libertad, pues la vida es el primer requisito para disfrutarla.
Yo estoy en contra de lo evidente, pues según la ciencia la vida humana comienza con la concepción, y por ello, merece todo nuestro respeto.
Yo estoy a favor de la irresponsabilidad sexual, que no asume las consecuencias de sus actos.
Yo esto estoy a favor de que la mujer embarazada sea la madre de un hijo muerto, en vez de ser la madre de un hijo vivo.
Yo estoy a favor de las ganacias de la industria del aborto, y en contra de que ayude realmente a la madre embarazada.
Yo estoy a favor del egoísmo, pues no importa que alguien muera con tal que consiga lo que yo quiero.
Yo asumo la misma actidud de Hitler, ante las personas que me causan problemas: las elimino. Yo estoy en contra de la dignidad humana, pues todo ser humano por el hecho de serlo tiene un valor inapreciable y merece todo nuestro respeto.
Yo soy partidario de la vida sin sentido, pues, si la vida de un ser humano inocente no tiene sentido, ¿qué sentido tiene el vivir?
Yo estoy en contra de la ecología humana.
Yo soy un diosecillo que decido quien puede vivir y quien no.
Yo estoy en contra de la Declaración Internacional Universal de los Derechos humanos, que concibió un mundo en el que se respetara la dignidad de todos y cada uno de los humanos.
Yo soy un hipócrita, pues quiero para los demás lo que no querría que hubiesen hecho conmigo.
Yo estoy en la antítesis del plan original de Dios al crear el mundo: “Y vio Dios que todo lo que había hecho era muy bueno” (Génesis)Yo no comparto la actitud de la Virgen María al saber que iba a ser madre: "Hagase en mí según tu Palabra". Mi vida en nada se parece a la de Jesucristo: “Yo he venido para tengan vida y la tengan en abundancia” (Jn 10,10).
Y así podíamos seguir sacando más consecuencias. ¡Qué distinta actitud la de la Madre Teresa de Calcuta!, tal como lo expresaron sus palabras al recibir el Premio Nobel en 1979:“Por favor no matéis a los niños, yo los quiero. Con mucho gusto acepto todos los niños que morirían a causa del aborto. El aborto empobrece a la gente desde el punto de vista espiritual; es la peor pobreza y la más difícil de superar (…)El aborto mata la paz del mundo… Es el peor enemigo de la paz, porque si una madre es capaz de destruir a su propio hijo, ¿qué me impide matarte? ¿Qué te impide matarme? Ya no queda ningún impedimento. Por favor no matéis a los niños, yo los quiero. Con mucho gusto acepto todos los niños que morirían a causa del aborto. El aborto empobrece a la gente desde el punto de vista espiritual; es la peor pobreza y la más difícil de superar. Muchos se manifiestan preocupadísimos por los niños de la India o por los de África, donde tantos mueren, sea por desnutrición, hambre o lo que fuera. Pero hay millones deliberadamente eliminados por el aborto. Creo que si los países ricos permiten el aborto, son los más pobres y necesitan que recemos por ellos porque han legalizado el homicidio”.

ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con olícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.

Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

OH María, aurora del mundo nuevo, Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador y amante de la vida.

Amén

Juan Pablo II

No hay comentarios:

Publicar un comentario