Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

miércoles, 25 de septiembre de 2013

40d por la Vida 2013-2_02

Cuarenta días por la Vida
25 de Setiembre al 3 de Noviembre 2013
Día 2 – 26/9/2013

Argentina_Antonio Ostojic  


“Ante la norma moral que prohíbe la eliminación directa de un ser humano inocente `no hay privilegios ni excepciones para nadie'”.

JUAN PABLO II

Reflexión

El aborto terapéutico es la antesala del aborto y de la eutanasia. Los promotores del aborto lo saben, y por eso están empeñados en que se legalice..

Oración del día

Así como María dijo si y el verbo se hizo carne y habito entre nosotros, luchemos para que toda vida sea aceptada desde el mismo momento de la concepción. Pidamos respeto para todos los embriones humanos poseedores ya de un alma espiritual eterna. Trabajemos para que toda mujer pueda seguir adelante con su embarazo sintiéndose apoyada, amada y respetada por sus hermanos..

Motivación del día

ORACIÓN Y PRO-VIDA, PRO-VIDA Y ORACIÓN.

El primer tema, asunto, punto capital en este gran "buen combate" (bella expresión paulina) por el respeto a la dignidad de toda persona y su vida, es la oración.
Porque orar pide y supone reconocer el señorío de Dios y aceptar que la vida es su mejor don y regalo.

Y, además, la oración le da sentido y dirección a la formación, a la acción concreta y entregada.

Es la respuesta de amor que nos hace estar con Él, que nos ama, nos inspira, bendice, protege, sana y libera.

Y es adoración, fuente de nuestra fecundidad apostólica y marco de todo el ámbito pro-vida. Ustedes, desde cuarenta días por la Vida, nos lo pueden corroborar desde la experiencia y el testimonio. Y lo hacen.

Sí, está avalado por la experiencia real cotidiana, por los hechos. Donde se ora, donde hay capillas de adoración, va cesando la violencia, se cierran los abortorios, se multiplica la vida por nacer, amada y respetada.

En el rostro de Jesús, amado y adorado, descubrimos el rostro de cada persona como hermano y hermana, en especial el del bebé por nacer.

Hay miles de personas "anónimas" que viven esto en silencio y con eficacia. Rostros más visibles de este paradigma son el Beato Juan Pablo II y la Beata Teresa de Calcuta, que han unido integralmente la adoración a Jesús y el amor a las personas. La adoración y el amor a Jesús se expresa necesariamente en la caridad hecha obras, fe y obras.

Con la oración confiada, recibimos del Señor mucho más de lo que pensamos lograr e incluso imaginar.

Se nos confía la vocación y misión pro-vida. Si queremos ser fieles, ÉL nos da un poder equivalente a esa misión y vocación.

Termino con esta oración de la Beata Teresa de Calcuta: "Señor, danos valor para proteger toda vida humana no nacida. Porque el hijo es el mayor regalo de Dios para la familia, para un pueblo y para el mundo".


ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

Enlaces de interés:

Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)


No hay comentarios:

Publicar un comentario