Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

domingo, 17 de febrero de 2013

40d por la Vida 2013_I 06


Cuarenta días por la Vida
13 de Febrero al 24 de Marzo 2013
Día 6 – 18/2/2013

Honduras_María Elena de Quan - malenadequan@gmail.com  


“Siempre fue deber de los esposos, pero hoy constituye la parte más importante de su apostolado, manifestar y demostrar con su vida la indisolubilidad y santidad del vínculo matrimonial; afirmar con valentía el derecho y la obligación que los padres y los tutores tienen de educar cristianamente a la prole; y defender la dignidad y la legítima autonomía de la familia. Cooperen, por tanto, los esposos y los demás cristianos con los hombres de buena voluntad para que se conserven incólumes estos derechos en la legislación civil”.

CONC. VAT. II, Decr. Apostalicam actuositatam, 11

Reflexión

Los promotores del aborto nos venden la idea de que la mujer tiene derecho a hacer lo que quiera con su cuerpo, que puede "interrumpir el embarazo" a voluntad. Pero les preguntamos, es el hijo en desarrollo parte del cuerpo de la madre, o está alojado, implantado en ella?

Oración del día

Pidamos respeto para todos los embriones humanos poseedores ya de un alma espiritual, eterna.

Motivación del día

UN TESTIMONIO PERSONAL

Un 27 de Enero del año 1973, José Rodolfo y yo nos casamos en el templo de nuestra Señora de Guadalupe, en Tegucigalpa-Honduras. Hemos celebrado junto a nuestros cuatro hijos y dos nietos; amigos y parientes, 40 años de vida matrimonial.
Al compartir con nuestros amigos y hermanos de los equipos de matrimonios de los cuales hemos sido parte a lo largo de 32 años de servicio en la Pastoral Familiar: -en el Movimiento Familiar Cristiano (11 años) y en CEVIFA (21 años)-, nos hicieron recordar momentos de importantes decisiones que tomamos a favor de la vida. Por eso deseo ahora escribir, -por primera vez-, sobre un acontecimiento que después de tantos años cobra vigencia por la reciente celebración.

De noviembre de 1972 a mayo de 1976 trabajé en el Departamento de Microbiología de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, como investigadora asociada de un estudio sobre la relación entre el virus de Herpes Genital y el cáncer de Cervix. La investigación requería demás, la comprobación de una serie de virus presentes en la población del país y por esa razón me correspondió coordinar el laboratorio de Virología. Entre las múltiples funciones, debía realizar la “Titulación de Anticuerpos” de virus de Rubéola, Viruela y Varicela para diversos estudios.

Alrededor del mes de julio o agosto de 1975, estando en el proceso de investigación, absorbí por la boca, una cantidad de virus de Rubéola, con la pipeta en el laboratorio de Virología. (Ese procedimiento, antes se hacía con la boca. No teníamos en esa época las pipetas como se hace ahora, tal como se muestra en esta fotografía que bajé de Internet).

Yo tenía en ese momento 2 meses de embarazo de mi 2º hijo.
Así que mi jefe, el Dr. Figueroa, -PhD en Virología-, me realizó a mí la titulación de anticuerpos para saber si había padecido la rubéola antes del embarazo o en ese momento. Los resultados fueron 50% de seguridad que había padecido la rubéola en ese mes, debido a la absorción del virus; y me indicó que con ese resultado fuera al ginecólogo, pero que su sugerencia era que debía abortar.

Fui al ginecólogo y tal como dijo el Dr. Figueroa, la indicación precisa fue la de realizar un “aborto terapéutico”, ya que el bebé podía nacer ciego, sordo y/o deforme. Sólo recuerdo haberle dicho a mi médico: “pues claro que no voy a abortar”.

Mi bebé nació el 26 de marzo de 1976. Sano, y por añadidura: hermoso e inteligente. El es ahora un brillante diseñador de páginas Web. Pero si no hubiese nacido sano y hermoso, estoy plenamente segura que Dios nos hubiese proporcionado los medios para cuidar de él.

Ahora, conversando con mi esposo, no recordamos haber tenido ninguna duda en nuestra decisión. José Rodolfo dice que no recuerda haber platicado de esta situación particular. Es decir, estábamos tan seguros que nuestra decisión era la correcta, que ni siquiera hubo necesidad de discutirla.

Este compartir, mas que mostrar lo defensores de la vida que fuimos al tomar esa decisión, va orientado a reconocer que en ese tiempo, nuestra mentalidad y la de la sociedad, ayudaba a tomar las decisiones correctas. Hoy toca ayudar -a través de la constante comunicación- a que nuestros adolescentes y jóvenes conozcan del inconmensurable valor de la vida humana.
Les adjunto una fotografía tomada después de la Santa Eucaristía de celebración de nuestro 40 Aniversario. Tuvimos cuatro hijos: tres niñas y un varón.

María Elena Suazo de Quan.



ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

Enlaces de interés:

Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)

1 comentario:

  1. Felicidades a este bello matrimonio por sus 40 años, y tambien por confiar en Dios decidiendo contra viento y marea respetar la vida de su hijo. Que Dios los siga bendiciendo y sigamos con mas animo trabajando por la causa de la vida. Desde Mexicali Baja California Mexico, Un abrazo. Anita

    ResponderEliminar