Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

jueves, 14 de febrero de 2013

40d por la Vida 2013_I 03


Cuarenta días por la Vida
13 de Febrero al 24 de Marzo 2013
Día 3 – 15/2/2013

Ecuador_Padre Juan chávez - johamkarl@hotmail.com  

“Auténticos trabajadores por la paz son, entonces, los que aman, defienden y promueven la vida humana en todas sus dimensiones: personal, comunitaria y transcendente. La vida en plenitud es el culmen de la paz. Quien quiere la paz no puede tolerar atentados y delitos contra la vida”
(Benedicto XVI)

Reflexión

Les invito a reflexionar profundamente el mensaje del Papa Benedicto XVI, con ocasión del mensaje por la paz del año 2013. Dichosos los que trabajan por la paz porque serán llamados hijos de Dios. La verdadera paz se da cuando se respeta la vida en todas sus dimensiones, en especial de la vida naciente, cuando está en el vientre materno. Hoy son necesarios trabajadores por la paz profunda, es decir por la vida. No tener miedo a las críticas, ni a las calumnias, ni a las dificultades que se presentan al defender hoy a los más débiles y pequeños. El momento histórico en que vivimos nos impele a defender con fuerza y sin tregua la vida humana desde la concepción, al estilo de Jesús. Ante los ataques continuos a la vida como el aborto, la anticoncepción, tenemos que levantar la voz y no tener miedo de ser profetas.

Hoy TENEMOS NECESIDAD DE PROFETISMO. Dios se alegra de esta lucha, y las víctimas de este genocidio nos agradecerán por este esfuerzo. SON POCOS LOS QUE DENUNCIAN ESTE GENOCIDIO Y ANUNCIAN EL EVANGELIO DE LA VIDA. No defraudemos a Dios, no traicionemos a los millones de bebés, Imágenes de Dios, sacrificados en el aborto. Seamos trabajadores por la paz y seremos llamados Hijos de Dios.

Oración del día

Señor Jesús, sigue suscitando profetas del siglo XXI que defiendan la vida desde la concepción hasta su muerte natural. Que nunca nos falte la luz de los santos y la fuerza de tus sacramentos para trabajar en la causa de la vida, es decir en la Causa de Dios.


Motivación del día
Les comparto uno de los párrafos hermosos del mensaje del Papa Benedicto alentándonos para la defensa de la vida.

“Quienes no aprecian suficientemente el valor de la vida humana y, en consecuencia, sostienen por ejemplo la liberación del aborto, tal vez no se dan cuenta que, de este modo, proponen la búsqueda de una paz ilusoria. La huida de las responsabilidades, que envilece a la persona humana, y mucho más la muerte de un ser inerme e inocente, nunca podrán traer felicidad o paz. En efecto, ¿cómo es posible pretender conseguir la paz, el desarrollo integral de los pueblos o la misma salvaguardia del ambiente, sin que sea tutelado el derecho a la vida de los más débiles, empezando por los que aún no han nacido? Cada agresión a la vida, especialmente en su origen, provoca inevitablemente daños irreparables al desarrollo, a la paz, al ambiente. Tampoco es justo codificar de manera subrepticia falsos derechos o libertades, que, basados en una visión reductiva y relativista del ser humano, y mediante el uso hábil de expresiones ambiguas encaminadas a favorecer un pretendido derecho al aborto y a la eutanasia, amenazan el derecho fundamental a la vida”.


ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

Enlaces de interés:

Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario