Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

martes, 22 de noviembre de 2011

SE IMPONE LA VERDAD


Y la verdad es que toda semilla plantada encierra una vida, una vida que si se interrumpe, se impide su nacimiento. Claro, con las semillas y embriones animales no pasa nada, pero no ocurre igual con los embriones humanos. 

La vida es el don más importante que el hombre y la mujer tienen. Es el regalo llamado a la eternidad, y su esencia para eternizarlo es el amor. Por eso, la esencia de la vida es el amor. Y nada existe sino él, porque al final de nuestra vida todo deja de existir: desaparecen bienes, riquezas, atributos, razas, clases, talentos...etc., sólo queda el amor y por él será nuestro juicio. Muy acertadamente ha dicho San Juan de la Cruz: "En el atardecer de nuestra vida se nos juzgará sólo del amor".

Por eso terminará imponiéndose la verdad: "Desde el momento de la concepción hay vida humana",  una vida humana que nace en ese preciso instante en el vientre de su madre, y que luego, tras un largo periodo de nueve meses sale a la luz del sol, a un mundo que le espera para, desde el amor, eternizarlo.

Eso es lo que han acordado y afirmado desde el Tribunal Europeo el 20 de octubre pasado (ver aquí), aunque parcialmente, sobre los embriones humanos, aunque organizaciones europeas están presionando para que se aplique de manera más amplia este precedente legal que ratifica la vida. Y es que pensar de otra forma es aceptar matar a seres humanos que nacen y viven dentro del seno de sus madres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario