Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

jueves, 3 de noviembre de 2011

40 días por la Vida 2011_02_38


Cuarenta días por la Vida
28 de Setiembre al 6 de Noviembre 2011
Día 38
4/11/2011

Perú_CEPROFARENA

“Sólo por hoy haré por lo menos una cosa que no deseo hacer; y si me sintiera ofendido en mis sentimientos, procuraré que nadie se entere”.


JUAN XXIII


Reflexión


Al encuentro de María con su prima Isabel, Juan el Bautista saltó de gozo en el vientre de su madre.

Oración del día


Oramos para que la gente comprenda que el aborto no se trata sobre niños que "pueden" venir al mundo, sino sobre niños que ya están en el mundo, viviendo y creciendo en el vientre de sus Madres y los cuales serán asesinados.


Motivación del día
Una vida estaba en juego Había abortado dos veces, estaba en la peluquería, oyó una conversación... y decidió intervenir Kelly Clinger era actriz y cantante, y actuaba como vocalista de Britney Spears. Hoy es una militante provida que lamenta sus decisiones erróneas.


C.L./ReL


Kelly Clinger es muy conocida en Estados Unidos dentro del movimiento provida. Llegó a él tras sufrir la experiencia de dos abortos provocados que provocaron en ella un fuerte sentimiento de culpa. Fueron sendos errores de juventud de una actriz y cantante que participaba, entre otros espectáculos, como vocalista de Britney Spears. Luego continuó su profesión como cantante, y acaba de grabar un disco de música cristiana.

Ahora está casada y tiene otros dos hijos. Su vida cambió en 2003 cuando Jesucristo apareció en ella. En noviembre de 2010 se unió, con su testimonio sobre el horror que había supuesto para ella convivir con el recuerdo de aquellos dos grandes errores, a la campaña No Más Silencio, que quiere llamar la atención sobre los "devastadores efectos" del aborto en las mujeres que optan por ese camino.

En su web el 6 de octubre, cuenta la siguienten historia de un hecho muy cotidiano que le sirvió para salvar una vida.

Dios en la peluquería Kelly había ido temprano a la peluquería, y confiesa que, de no haber concertado cita, se habría quedado en la cama tras unos días de mucho trabajo. Estaba esperando a su estilista, cuando escuchó, al otro lado de la pared, una conversación entre otras dos clientas, dos chicas.

Una (Chica 1, digamos) le dijo a la otra: "Siempre he sido partidaria del aborto si algo va mal". Y la otra (Chica 2, la embarazada) le respondió: "Sí, llevo un mes fatal. Creo que no haría esto si no hubiese este problema con el niño".

"Tras recuperarme del shock, comencé a rezar. Yo creía que estaba allí para teñirme el pelo, pero Tú tenías otros planes, Jesús", cuenta Kelly que pensó, mientras la conversación continuaba.

La Chica 1 reforzó su argumentación: "Creo que hiciste lo correcto al pedir cita. Es más duro comerte la cabeza con ello que ir y hacerlo. ¿Te llevará tu marido?". La Chica 2, la embarazada, comentó la realidad: "No, él no sabe que estoy pensando abortar. Creo que le diré que fue un aborto espontáneo".

Fue entonces cuando Kelly decidió intervenir, y sintió como si el Espíritu Santo le recomendase "humildad y amabilidad" para enfrentarse a las posibles reacciones a su intervención.

Si no puedes amarle tú, deja que le amen otros. No se anduvo con rodeos: "No he podido evitar oír lo que estaban hablando, chicas, y nunca he estado tan convencida de algo en mi vida, como de que fue Dios quien me situó en la habitación de al lado".

Las chicas se le quedaron mirando con la boca abierta.

"No sé si conoces a Dios, pero Él ama a tu niño", le dijo a la que reconoció como embarazada: "Él ya ha planificado su vida. Él te dio ese niño porque creyó que su vida estaría a salvo en tu vientre. Por favor, no hagas lo que yo hice hace muchos años. No mates a tu hijo".

Tras treinta segundos de silencio que a Kelly se le hicieron eternos, tanto la chica en estado como su amiga se echaron a llorar. La Chica 2 le explicó sus motivos: "Dicen que creen que mi niño tiene síndrome de Down. No sé cómo cuidaría a un niño retrasado".

"Tu niño no es retrasado", contestó Kelly: "Tu niño puede tener necesidades especiales que serán un desafío, pero la alegría que ese niño te traerá ensombrecerá todo lo demás".

Nota:
El original en inglés lo pueden ver en Kelly Web
Agradecemos al Hno. Antonio de Argentina que nos compartió esta traducción de Religión en Libertad.

ORACIÓN ECUMÉNICA


OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

Enlaces de interés:

No hay comentarios:

Publicar un comentario