Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

domingo, 24 de octubre de 2010

40 Días por la Vida - 34

Cuarenta días por la Vida
22 de Septiembre al 31 de Octubre 2010

Lunes, 25 de Octubre de 2010

“El papel específico de los médicos es curar las enfermedades y aliviar los sufrimientos, por ello, cualquier forma de participación de un médico en cualquier acción que pudiera causar la muerte, no es ética porque viola la función del médico"

Revista científica JAMA 298; 2779-2781, 2007

Reflexión

Queremos acompañar a Cristo en su oración angustiada por nuestros pecados y los de todos nuestros hermanos que viven inmersos en la cultura de la muerte.

Intención del día

Oremos para que la luz de la esperanza en el cielo ilumine nuestras vidas para poder vivir con alegría la cruz de cada día.

Motivación del día
Todos los profesionales de la salud sabemos por nuestos estudios que la vida se inicia con la concepción. Es incomprensible por ello que por un parte juremos defender la vida y de otra estemos a favor del asesinato de seres humanos inocentes e indefensos mediante el aborto. Esta disocición mental es pues fruto del pecado, pues al perder la gracia perdemos “el escudo de la Fe” y nos convertimos en presa fácil del maligno.

Debemos por ello estar plenamente concientes de que esta batalla es ante todo Espiritual y que hay demonios que “solo se pueden expulsar con mucha oración y ayuno”.

Les animamos por ello, en esta última semana de nuestra campaña, a ser perseverantes en la oración. En lo posible no limitarse solo a hacer la Oración por la Vida. Tratemos de ofrecer también el rezo del Rosario, cuanto mejor si se hace en familia o juntos los esposos y de participar, sino se puede a diario, con la mayor frecuencia posible de la Eucaristía.

A los que nos acompañan desde Perú les recordamos que en este mes de octubre en honor a la precesión del Señor de los Milagros, hay confesión todos los días en templo de las Nazarenas en donde hay confesores que están autorizados para perdonar también el pecado del aborto.
Finalmente, les recordmos las palabras de Santa Gianna Beretta: “Trabajar, sacarificarse...sólo para la gloria de Dios. Sembrar, esparcir nuestra pequeña semilla sin cansarnos nunca... Trabajemos siempre con generosidad, con humildad; no pretendamos ver enseguida los frutos de nuestro trabajo. Lo que importa es trabajar, sin dormirse.... y si después de haber trabajado del mejor modo posible viene un fracaso, aceptémoslo generosamente. Un fracaso bien aceptado por un apóstol que había desplegado todos los medios para tener éxito, hace más por la salvación que un triunfo.”

ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor,a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II
Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolablede la Vida Humana


Enlaces de interés:

Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario