Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

viernes, 1 de octubre de 2010

40 Días por la Vida - 11

Cuarenta días por la Vida

22 de Septiembre al 31 de Octubre 2010

Sábado, 2 de Octubre de 2010

“La causa de la Vida es la Causa de Dios. Es propio de los grandes corazones el descubrir la necesidad más urgente de su época y consagrarse a ella”

S Alberto Hurtado

Reflexión

Nos preguntamos, ¿cuál es la necesidad más urgente de nuestra época? Sin duda podríamos decir que es la DEFENSA DE LA VIDA Y LA FAMIIA. La suerte de la humanidad está en peligro hoy más que nunca.

Intención del día

Pidamos para que DIOS SUSCITE NUEVOS SANTOS Y APÓSTOLES DEFENSORES DE LA VIDA.

Motivación del día


En esta causa de la defensa de la vida me he topado con momentos muy dramáticos pero al mismo tiempo me parece que son signos de los tiempos para mí y para la Iglesia hoy. De algunos niños que no pude salvar del aborto, tengo especial recuerdo de dos bebés: Emmanuel y Juan David. Ese es el nombre que les puse yo como padre espiritual. Celebré unas misas por ellos pidiendo para que Dios en su gran misericordia les admita a contemplar su rostro. También pedí por la sanación del corazón de sus madres pues toda mujer que aborta sufre las consecuencias terribles del Síndrome Post aborto. Que sin duda podríamos decir que es el síndrome de este siglo. Millones de mujeres y hombres lo sufren. Y la única vía de sanación es DIOS y acercarse a El. El pecado de haber atentado contra la creación de Dios, contra el regalo de Dios a la humanidad que constituye un ser humano, sólo lo puede curar Dios. Es un atentado DIRECTO A EL, pues la sanación solo viene DIRECTAMENTE DE EL.

Dos niños que motivaron en mi vida sacerdotal este nuevo apostolado que estoy desarrollando. Ante las palabras del Evangelio de S Mateo 25,41 y 18,14 comprendí que todo lo que se le hace a un bebé en el vientre materno se le hace AL MISMO JESUS. Y que la VOLUNTAD DEL PADRE, es que no se pierda ni uno solo de estos pequeños. Yo lo interpreté refiriéndose a los bebés que están en el vientre materno.

Jesús diría hoy, parafraseando >Mt 25: Estuve en el vientre materno y me acogiste. Sí, es Jesús quien está muriendo nuevamente y en cada aborto que se hace. Es el demonio quien quiere destruir desde sus inicios la obra más maravillosa de Dios, la obra en su perfección de toda la creación visible. Por cada hombre, por cada mujer Dios nos sólo creo todas las cosas, sino que nos redimió con la Sangre preciosa de Cristo y nos santificó con el aliento del Espíritu Santo. A esta obra la quiere destruir el Enemigo. Y debemos trabajar sin descanso para terminar esta destrucción. El holocausto nazi de Hitler y el soviético de Stalin, duraron pocos años y se terminaron. El holocausto del aborto en masa de la IPPF y de la ONU ya va más de 40 años y sigue recrudeciéndose. Hagamos algo para pararlo. Y cómo nos preguntaremos? La respuesta: SOLO DIOS lo puede hacer pero con nuestra colaboración, por tanto SANTIDAD, ORACIÓN, SACRIFICIO, AYUNO, SACRIFICIO, OFRECIMIENTO DE VIDA, EVANGELIZACIÓN, FORMACION DE LAS CONCIENCIAS.
¡¡¡¡¡ A TRABAJAR!!!!!

ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor,a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II
Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolablede la Vida Humana


Enlaces de interés:


Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario