Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

jueves, 30 de septiembre de 2010

40 Días por la Vida - 09

Cuarenta días por la Vida

22 de Septiembre al 31 de Octubre 2010

Jueves, 30 de Septiembre de 2010

“Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar lo que manda, te invita a hacer lo que puedas y pedir lo que no puedas y te ayuda para que puedas.”

SAN AGUSTÍN

Reflexión

Jesús reveló su Gloria por medio del milagro en Cana. La pareja de recién casados es bendecida no solo con vino sino con la fe en Cristo.

Intención del día

Oremos para que los matrimonio; sean fortalecidos, enraizados en el Señor, y abiertos al don de la nueva vida.

Motivación del día


Cada día es más visible –por debajo de meras apariencias- el trasfondo de una gran lucha en que se debaten dos grandes fuerzas: la de aquellos que luchan por la vida, y la de los que luchan por segar la vida. Esta última fuerza, está siendo cada vez más sinónimo de una fuerza que lucha contra los rasgos cristianos de la civilización.

Entretanto, aunque las fuerzas contrarias a la vida parezcan gigantescas, ellas verdaderamente son débiles, por varios motivos. Son débiles porque no tienen la fuerza de la verdad ni la fuerza del bien. Es decir, no tienen la fuerza de Dios. Son débiles porque traen en sí el germen de su propia corrupción, de su propia destrucción, debilitando al ser humano que solo se fortalece con los valores que fomentan la vida. Y son débiles, porque al final, la fuerza de la vida, que es la fuerza de Dios, se impondrá sobre el mundo.

Que este sea un llamado para nutrirnos en la confianza, que es una esperanza basada en una sólida convicción. La convicción de que Dios nos anima, ve con buenos ojos nuestras luchas, nos auxilia en las flaquezas, nos sostiene con su mano, y finalmente dará la victoria, que es su misma victoria, la victoria de la vida, pues Él es la vida.

Y ya en medio de la lucha, Dios va dando grandes alegrías, las alegrías de la unión con Él, incluso en medio de la apariencia de las “derrotas”.

ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor,a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II
Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolablede la Vida Humana


Enlaces de interés:


Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario