Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

viernes, 16 de octubre de 2009

VIVEN Y SE MUEVEN DENTRO DEL SENO DE SUS MADRES.

No son algo inerte y sin vida. Tienen su código genético y partida de identidad que les determina como seres humanos, con vida y con unas características única y singulares e irrepetibles. Acaban de ser fecundado por, se supone, un acto de amor entre un hombre y una mujer, los que serán sus padres dentro de nueve meses, cuando salgan a la luz después de vivir dentro del seno de su mamá un tiempo necesario para prepararse a respirar y tomar la luz del sol.

Ocurre que, a veces, hay papás y mamás que no sienten el amor, ni saben de darse y entregarse. Sólo buscan su propio placer, sus apetencias y egoísmos, y poco les importa lo que suceda a su alrededor. Esos padres y madres, que no quieren serlos, no están dispuestos a aceptar responsabilidades, a contraer vínculos que les comprometan, sólo piensan y quieren vivir para sí mismos. Incluso no recuerdan que un día ellos fueron consecuencia del amor entre un papá y una mamá. Y que ese amor le permitió nacer y llegar a ser lo que hoy es. Son los desagradecidos.

Pero pese a quien pese, yo sigo vivo en el vientre de mi madre y grito que quiero vivir; y grito que tengo derecho a vivir; y reclamo mis derecho a la vida, porque aunque mi padre y madre han sido colaboradores en que yo nazca dentro del vientre de mi mamá, Alguien bueno me ha tocado antes y me ha dado unos valores, un sello de bondad, unos sentimientos que me elevan por encima de toda criatura animal y me hace ser digno hijo de DIOS.

Y quieran o no quieran vamos a gritar que la vida es un don que nadie puede regular ni decidir sobre ella. Es un acto de amor responsable que sólo puede entenderse desde el amor y con amor. Es por eso, porque se separa del verdadero amor cuando luego no se acepta sus frutos, y luego, ¿quién lo paga?, los inocentes y más indefensos.




¡GRITEMOS SÍ A LA VIDA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario