Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

miércoles, 14 de octubre de 2009

40 días por la Vida - Día 22

Cuarenta días por la Vida
23 de Septiembre al 1 de Noviembre 2009
Día 22, Miércoles 14/10/09

“Muchos se manifiestan preocupadísimos por los niños de la India o por los de África, donde tantos mueren, sea por desnutrición, hambre o lo que fuera. Pero hay millones deliberadamente eliminados por el aborto.”

BEATA MADRE TERESA DE CALCUTA

Reflexión

El aborto terapéutico es la antesala del aborto y de la eutanasia. Los promotores del aborto lo saben, y por eso están empeñados en que se legalice.

Intención del día

Oremos por todos los hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana y por sus flageladores, para que se acojan al Corazón Misericordioso del Padre.

Motivación del día

"El sol y el viento discutían sobre cuál de dos era más fuerte. La discusión fue larga, porque ninguno de los dos quería ceder. Viendo que por el camino avanzaba un hombre, acordaron en probar sus fuerzas desarrollándolas contra él. -Vas a ver- dijo el viento- como con sólo echarme sobre ese hombre, desgarro sus vestiduras. Y comenzó a soplar cuanto podía. Pero cuanto más esfuerzo hacía, el hombre más oprimía su capa, gruñendo contra el viento, y seguía caminando. El viento encolerizado, descargó lluvia y nieve, pero el hombre no se detuvo y más cerraba su capa. Comprendió el viento que no era posible arrancarle la capa. Sonrió el Sol mostrándose entre dos nubes, recalentó la tierra y el pobre hombre, que se regocijaba con aquel dulce calor, se quitó la capa y se la puso sobre el hombro. -Ya ves- le dijo el Sol al Viento- como con la bondad se consigue más que con la violencia".
León Tolstoi

Lo inhumano siempre ha formado parte de lo humano. Nada hay nuevo bajo el sol. Siempre ha habido hombres que han descendido a los infiernos de la violencia y de la degradación. Lo nuevo es sólo acaso su presencia cotidiana en el diario y en la pantalla de la televisión. La imagen y la percepción inmediata del horror le dotan de un añadido de realidad. No es lo mismo saber el número de hombres que mueren de hambre cada día que contemplar cómo muere un niño por falta de alimento. No es lo mismo saber que se ha cometido un secuestro que presenciarlo. No es lo mismo oír de estadísticas de abortos que caer en cuenta que son vidas humanas -de las más inocentes- las que se asesinan…

Son las caras de la inhumanidad. Sólo el hombre puede ser malo porque sólo él puede ser bueno. Como dijo Wittgenstein, un perro no puede mentir, pero tampoco puede decir la verdad. Es por esto también el hombre el único capaz de generar la más inhumana violencia y luego sentir el más humano arrepentimiento.

Si uno lo ignora casi todo, el mundo le parece que está bien. Si uno conoce un poco más, el mundo aparece como algo insoportable, digno de la aniquilación. Mas si uno mira más detenidamente y entrevé lo profundo, comprende que el mundo está bien, pues lo sostiene la esperanza.

La esperanza de que Dios no abandona a quienes sufren, la esperanza de que podemos reivindicar el camino, ya que su misericordia es infinita y abierta a quienes se dejan abrazar por ella.

Los seres humanos deberíamos pensar profundamente acerca de nuestras acciones. Es común que utilicemos la violencia, la ironía, la agresividad, la sorna y la burla para tratar de lograr nuestros objetivos. Pero no nos damos cuenta de que, la mayoría de las veces, con esos métodos, son más difíciles de alcanzar. Siempre una sonrisa puede lograr mucho más que el más fuerte de los gritos. Y basta con ponerse por un momento en el lugar de los demás para comprobarlo. ¿Preferimos una sonrisa o un insulto?... ¿Preferimos una caricia o una bofetada?... ¿Preferimos una palabra tierna o una sonrisa irónica?... Pensemos que los demás seguramente prefieren lo mismo que nosotros... Entonces tratemos a nuestros semejantes de la misma manera en la que nos gustaría ser tratados... Así veremos que todo será mejor... Que el mundo será mejor... Que la vida será mejor...
(Ignacio Sánchez - Graciela Heger)

Oración para todos los días

ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo
sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de todos los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II
Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolablede la Vida Humana

Información de interés:

Saber más sobre esta campaña: 40 días por la Vida
Oración en otros idiomas: Oraciones
Mensajes: Todos los mensajes

No hay comentarios:

Publicar un comentario