Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

martes, 15 de febrero de 2011

Cuarenta Días por la Vida 2011_1_04

Cuarenta días por la Vida
13 de Febrero al 24 de Marzo 2011
Día 4

Miércoles, 16 de febrero de 2011
Colombia_Margarita Gnecco margaritagnecco@etb.net.co

"Admira la bondad de nuestro Padre Dios: ¿no te llena de gozo la certeza de que tu hogar, tu familia, tu país, que amas con locura, son materia de santidad?".

SAN JOSEMARÍA ESCRIVÁ DE BALAGUER

Reflexión

Este es mi cuerpo, entregado por ustedes. La Eucaristía nos enseña cómo vivir y cómo amar.

Oración del día

Oremos para que nosotros nunca guardemos silencio contra el aborto, sino que hablemos efectivamente para salvar a los niños de la muerte.

Motivación del día

¡Qué detalle Señor, has tenido conmigo!…Dice una bellísima canción, que nos lleva a reflexionar…Cuánto me amas, Tu me elegiste… ¡Soy tu Hijo!

Tu Señor, también has elegido a cada uno de los 115.000 niños del mundo, a quienes se les impide nacer hoy y cumplir esa misión específica que Tu les has encomendado.

Debemos reconocer que nos encontramos en medio de una sociedad de pecado que ha creado la cultura de la muerte a la que se refiere El Evangelio de la Vida de S. S: Juan Pablo II, pero también contamos con Dios que nos da su Gracia. “Porque no estamos luchando contra seres de carne y hueso, sino contra las autoridades, contra las potestades, contra los soberanos de estas tinieblas, contra las fuerzas espirituales del mal. (Ef. 6,12)

Pero, ¡Usted puede salvar una vida Hoy!
Nos dice San Pablo: Vivan orando y suplicando, oren en toda ocasión animados por el Espíritu, permanezcan despiertos y oren con perseverancia. (Ef. 6,18)

Cuarenta Días por la Vida, nació por iniciativa de personas comprometidas en la defensa de la vida humana, como usted.

Pensemos ahora, ¿qué más? podemos hacer para defender la vida, apoyándonos en los rasgos específicos de cómo vivió Jesús:

1. ORACION. Orar por las mujeres que se sienten tentadas a practicarse un aborto, por las personas que los practican y los ayudantes en estos lugares de muerte, por los legisladores, por los sacerdotes y religiosos, por quienes participan en el movimiento pro-vida, por quienes no han pensado en la gravedad del crimen del aborto. Participe o conforme grupos de oración, y rezo del Santo Rosario por la vida, Vigilias por la Vida. Promueva las visitas al Santísimo Sacramento en la Eucaristía, porque nos enseña cómo vivir y cómo amar.

2. Asuma una actitud de ENTREGA. Estar disponible siempre. Comprométase a colaborar a defender la vida. Proclame el Milagro de la vida. Busque siempre la oportunidad para hablar sobre la sacralidad de la vida humana, con amor y fortaleza. Escriba artículos o cartas a los representantes del Gobierno, a revistas ó periódicos sobre temas referentes al respeto a la vida. Participe en las Marchas que expresan su opción por el Derecho a la Vida. Distribuya folletos y literatura a sus amigos, en lugares públicos, droguerías, restaurantes, etc.

3. Elija la opción de SERVICIO, con el propósito de ayudar a las madres que se encuentran en situaciones difíciles. Colabore en los Centros de Ayuda para la Mujer. Haga donaciones a las Instituciones que ayudan a defender la vida.

4. Oración, Entrega y Servicio, hasta el grado de DONAR LA VIDA, si es necesario. Componentes del auténtico AMOR por los niños por nacer, que es la propuesta de Nuestro Señor Jesucristo, como materia de santidad.

ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:

mira, Padre el número inmenso de niños

a quienes se impide nacer,

de pobres a quienes se hace difícil vivir,

de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,

de ancianos y enfermos muertos

a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.

Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor

a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.

Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,

la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia

y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,

para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,

la civilización de la verdad y del amor,

para alabanza y gloria de tu Nombre.

Amén


ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,

Madre de los vivientes,

a Ti confiamos la causa de la vida:

mira Madre el número inmenso de niños

a quienes se impide nacer,

de pobres a quienes se hace difícil vivir,

de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,

de ancianos y enfermos muertos

a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.

Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar

con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo

el Evangelio de la vida.

Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,

la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia

y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,

para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,

la civilización de la verdad y del amor,

para alabanza y gloria de Dios Creador

y amante de la vida.

Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana


Enlaces de interés:

¿Para qué el ayuno?


Conocer más sobre esta campaña


Conocer los coordinadores por países


Unirse a la campaña


Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)


Ver todos los mensajes de la presente campaña

No hay comentarios:

Publicar un comentario