Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

jueves, 23 de septiembre de 2010

40 Días por la Vida - 03

Cuarenta días por la Vida

22 de Septiembre al 31 de Octubre 2010

Viernes, 24 de Septiembre de 2010

“La obediencia a Dios en la castidad es lo que libera nuestro ser para amar ¡con plenitud!”.

MARLENE GILLETE IBERN

Reflexión

Al Ascender al Trono de Dios Padre, Cristo toma nuestra naturaleza humana la cual nos fue dada en el vientre de nuestras madres, y la lleva hacia lo más alto del Cielo. Él nos demuestra que los seres humanos hemos sido creados para ser elevados al cielo y no para ser descartados al fondo de los basureros.

Intención del día

Oremos para que el mundo entero comprenda esta verdad y rechace el aborto.

Motivación del día


Quiero compartir con todos ustedes uno de los mensajes del primer libro que leí por el cual empezó la conversión de mi alma, titula: Margarita MENSAJE del Amor Misericordioso a las pequeñas almas.

MENSAJE DEL 18 DE JULIO DE 1973

Jesús:

“En verdad Yo te lo digo, por una vida inocente segada desde su concepción por la más monstruosa iniquidad, cien vidas culpables pagarán este crimen con su eternidad. (1)

En nombre de la justicia y del derecho que ellos invocan, asesinan impunemente la obra del Creador en su criatura, el pequeño ser, en el seno de su madre, culpable ésta misma por su consentimiento en el más horrible crimen, colocándose más abajo que las bestias que conservan fielmente el instinto materno, en toda su belleza y su abnegación.

Ya nada vibra en éstas almas entregadas al culto de su cuerpo, destinado éste a la podredumbre. ¿Cómo podría el Amor echar raíces en este envilecimiento del ser que vino a salvar, y que se corrompe voluntariamente por una abyección incalificable? Reza, hija mía, por esas víctimas del infierno.

MENSAJE DEL 19 DE DICIEMBRE DE 1973

Jesús.

“Pequeño profeta de mi Amor y de mi Misericordia, ven, sígueme.

Mira cómo vive tu gran Amigo en su Divinidad. Mírale sufrir en su Humanidad escarnecida. Comparte, ¿quieres? Deseo que des a conocer a las almas, más íntimamente mi Amor. El Dios vengador no es más que un ‘pobre’ Padre que castiga a sus hijos para obligarles a recapacitar. El Amor salva; no tengas miedo de Mí, acércate más a mi Misericordia. Sufro en todos mis hijos. Sin embargo creo que Yo quiero salvar todavía a esta pobre humanidad pervertida por el pecado. Habla en mi Nombre; hay cosas que no se deben callar bajo pena de faltar gravemente al Amor que implora. El problema del aborto debe ser resuelto, mis Palabras deben ser reveladas, y no se debe descuidar mi puesta en guardia.

La contaminación de los niños por una educación satánica debe ser severamente condenada por las almas fieles a la enseñanza del Maestro y conscientes de sus responsabilidades ante El”.

Oración para todos los días

ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor,a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II
Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolablede la Vida Humana


Enlaces de interés:


Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario