Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

lunes, 8 de marzo de 2010

40 días por la Vida - Día 22

Cuarenta días por la Vida

13 de Febrero al 24 de Marzo 2010

Día 22, sábado, 6 de marzo de 2010

"La devoción a la Virgen, en las almas cristianas, despierta el impulso sobrenatural para obrar como domestici Dei -como miembros de la familia de Dios".

SAN JOSEMARÍA ESCRIVÁ DE BALAGUER

Reflexión

Este es mi cuerpo, entregado por ustedes. La Eucaristía nos enseña cómo vivir y cómo amar.

Intención del día

Oremos para que los padres de familia, quienes sacrifican a los bebés por sus propios intereses, aprendan a hacerse a un lado para el propio bienestar de sus bebés.

Motivación del día

Patty Stanley Mena patstanley66@hotmail.com

Cuántos de nosotros piensa en que tenemos que ser reflejo de la Sagrada Familia, que tengo que ser reflejo del rostro de la Santísima Virgen Maria como mujer y madre en la Tierra, y ser reflejo del rostro de San José como varón y padre, de los hijos que Dios nos ha confiado.

Jesús nació en el ceno de una familia, Dios le dio a su único hijo Jesús una madre y un padre, para compartir nuestra humanidad.

Al nacer de María compartió nuestra esencia de ser Hombre y tener los lasos de sangre, cuando realiza su primer milagro en las bodas de Cana fue a petición de su madre María.

Pero la Virgen María no estuvo sola, que hubiese sido de la Santísima Virgen María sin San José, sobre todo tomando en cuenta el tiempo que le tocó vivir, tal vez fuera apedreada repudiada y menospreciada, por tener en su vientre el Hijo de Dios.

Dios le quiso dar a Jesús un padre, San José fue elegido por Dios para ser el proveedor y protector de su Hijo y también de la Virgen María como madre tuvo su gran labor de educadora en el corazón de Cristo.

Muchas mujeres abortan muchas veces incitadas por su pareja, que no quieren asumir el rol de padre, cuantos niños tenemos en toda Latinoamérica que no cuentan con un padre, que cuide y guie sus pasos, cuanto hace falta seguir el ejemplo de San José de ser padre amoroso y responsable.

Cuantos hombres se parecen a San José, cuantos padres e hijos siguen el ejemplo de San José en cuento a disponibilidad pronta a los deseos de Dios, al desprendimiento y pureza de su corazón, de una obediencia heroica al querer de Dios.

Si todos los esposos y padres de hoy fijaran su mirada en San José como modelo y lo imitaran en sus virtudes, nuestras familias serían más fuertes y en ellas reinaría la fe, la unidad, el equilibrio y la armonía.


La Familia es la Iglesia Doméstica, donde Dios hace presente el milagro de la vida, y nos confía almas pequeñas para hacerlos dignos hijos suyos, es donde se forja el amor y los valores que construyen el mundo.

Que importante es tener a la Virgen María y a San José como medida de toda madre y de todo padre y con ellos seamos un reflejo de la Sagrada Familia aquí en la tierra.

Oración para todos los días

ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor,a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II
Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolablede la Vida Humana

Enlaces de interés:

Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario